Mayor riesgo de MGUS en familiares inmediatos con mieloma múltiple

Por: Jenny Ahlstrom

De acuerdo con un estudio reciente publicado en Leukemia, los familiares inmediatos de pacientes con mieloma múltiple tienen un riesgo significativamente mayor de padecer una enfermedad precursora del mieloma llamada gammapatía monoclonal de significado incierto (MGUS, por sus siglas en inglés).

La Clínica Mayo de Rochester, con el trabajo financiado por el Dr. Robert Kyle, fue pionera en el estudio de las condiciones precursoras del mieloma. El Dr. Clay-Gilmour y sus colegas de la Clínica Mayo realizaron un estudio con el objetivo de determinar si el riesgo familiar de MGUS difiere según la edad del paciente con mieloma múltiple al momento del diagnóstico, el tipo de tumor o las características clínicas.

Un total de 430 pacientes de la Clínica Mayo con mieloma y 30 pacientes con mieloma latente fueron revisados ​​entre 2005-2015. Las muestras de sangre para la prueba de MGUS se obtuvieron de 1179 familiares de primer grado (que tenían que ser mayores de 40 años).


La mayoría de los pacientes en el estudio eran caucásicos (97%) y hombres (56%). La mayor parte de los familiares de primer grado eran mujeres (58.7%) y 62.8% eran hermanos.


De los 1179 familiares de primer grado, 75 de ellos tenían MGUS. Las tasas de MGUS fueron 2.4 veces mayores que las tasas normales de incidencia.

No hubo diferencias en las tasas de supervivencia entre los pacientes con un pariente de primer grado que tenían MGUS y los que no lo tenían después de un seguimiento de 15 años.

El riesgo para los miembros de la familia no fue estadísticamente significativo cuando se tuvo en cuenta la edad del paciente con mieloma en el momento del diagnóstico, el sexo, el tipo de mieloma o las trisomías.

El Dr. Vincent Rajkumar de la Clínica Mayo declaró:

“Aunque encontramos que el riesgo de MGUS es 2-3 veces mayor en los familiares de primer grado, es probable que el riesgo excesivo absoluto de mieloma múltiple en miembros de la familia sea bastante bajo. Hasta ahora, no podemos encontrar características específicas asociadas con un riesgo familiar. En este punto, ya que el riesgo es bajo y dado que no hay tratamiento para MGUS, no recomendamos el examen de rutina de los familiares de pacientes con mieloma. Sin embargo, si dos o más familiares cercanos se ven afectados por el mieloma, consideraría que debería hacerse un seguimiento de la proteína monoclonal en los familiares de primer grado “.