Cuándo y cómo tratar el mieloma múltiple latente

Por Bonnie Falbo

El mieloma múltiple latente se definió por primera vez en 1980 por los Dres. Kyle y Greipp como “un trastorno asintomático de las células plasmáticas”. El riesgo de progresión anual de mieloma latente a mieloma múltiple sintomático es del 10% durante los primeros 5 años, del 5% anual durante los siguientes 5 años y solo del 1% anual después de 10 años.

Pero en realidad se desconoce si el mieloma latente progresará a mieloma activo o cuándo lo hará. Las incógnitas han llevado a un “nivel de atención” del mieloma latente; observe hasta que progrese a mieloma activo. Actualmente, el tratamiento solo está disponible a través de ensayos clínicos.

La Dra. Maria Victoria Mateos, Directora de la Unidad de Mieloma del Hospital Universitario de Salamanca, España, presentó este tema en el Congreso Inaugural de Trastornos de las Células de Plasma de Charlotte este mes. Ella es reconocida por su investigación en el mieloma múltiple latente (MML) y piensa que el mieloma latente de alto riesgo debe ser tratado.

Cuándo tratar el mieloma latente

Si bien muchos especialistas en mieloma quieren tratar tempranamente a los pacientes con Mieloma Latente de Alto Riesgo (HRSMM, por sus siglas en inglés) antes de que la enfermedad se vuelva más compleja genéticamente y/o cause daño en los órganos, también tienen un juramento que cumplir (“Primero, no hacer daño”). Esto implica que no se traten en exceso a otros pacientes ni se expongan a toxicidades asociadas al tratamiento.

Por lo tanto, es importante la búsqueda de biomarcadores validados que identifiquen quién progresará rápidamente a la enfermedad activa. La intención es separar el 50% de los pacientes con mieloma latente de alto riesgo que probablemente progresarán a mieloma activo dentro de  2 años de aquellos que tardarán mucho más, si es que progresan. El desafío también es crear modelos de estratificación de riesgos utilizando estos factores que pueden servir como pautas de tratamiento.

Dos modelos provienen del modelo revisado por la Clínica Mayo (que incorpora los criterios de diagnóstico de mieloma revisados ​​del Grupo Internacional de Trabajo del Mieloma del 2014) y el Grupo Español de Mieloma Pethema.

Por primera vez, el Grupo Internacional de Trabajo del Mieloma presenta una herramienta de calificación de riesgo de mieloma latente que también incorpora características genéticas de alto riesgo (anomalías citogenéticas o CA).

 

Lenalidomida Sólo observación
1 año Supervivencia libre de progresión 98% 89%
2 años Supervivencia libre de progresión 93% 76%
3 años Supervivencia libre de progresión 91% 66%
Tasa de respuesta global 48.9% 0%

 

Según los resultados de este ensayo y el trabajo anterior de la Dra Mateos, se recomienda una intervención temprana para pacientes con mieloma latente de alto riesgo. Los pacientes con mieloma latente de alto riesgo se benefician más del tratamiento temprano.

Las interrogantes del estudio incluyeron el hecho de que el 51% de los pacientes interrumpieron la lenalidomida debido a la toxicidad y se informó una muerte relacionada con el tratamiento. También hubo una tasa del 11% de cánceres secundarios a los 3 años en el grupo que usó lenalidomida en comparación con el 4,8% en el grupo de observación. La mayoría de estos eran cánceres de piel no-melanoma.

Elegir entre una estrategia preventiva frente a una curativa

Hay aproximadamente 20 ensayos clínicos basados en el mieloma latente en EE. UU. que se pueden encontrar en www.SparkCures.com y que están diseñados para retrasar la progresión al mieloma activo o curar la enfermedad, lo que significa que el paciente estará libre de enfermedad y sin tratamiento.

La Dra. Mateos sugirió que esta elección debería basarse en dos tipos genéticos de mieloma latente. Esto requiere que la genética del mieloma latente sea evaluada en el momento del diagnóstico y de manera continua. (leer más aquí)

  1. Progresión estática:si sus clones genéticos originales se expanden y no se desarrollan nuevas mutaciones, es más agresiva la enfermedad y la estrategia curativa es una mejor opción. Esto significa que los clones originales pueden convertirse en mieloma activo más rápidamente. El tiempo de progresión suele ser inferior a un año.
  2. Progresión espontánea:si los clones de mieloma latente cambian con el tiempo, pueden desarrollarse clones más resistentes, pero tardan más en convertirse en mieloma activo y progresan lentamente. En este caso, la estrategia preventiva es una mejor opción.

La Dra. Mateos concluyó que los modelos genómicos pueden ayudar a identificar a los pacientes que se beneficiarán de las estrategias preventivas frente a las curativas y que la investigación se mantiene en curso.

Organización y seguimiento de sus medicamentos para el mieloma múltiple

Por Erika Johnson

Seamos realistas, la vida como paciente con mieloma múltiple puede ser muy abrumadora. Uno de los factores que genera más estrés puede ser recordar las tomas de sus medicamentos, especialmente cuando son varios involucrado, lo cual es probable que ocurra en pacientes con mieloma. Llevar un seguimiento de todos los medicamentos puede llegar a ser muy difícil.

Independientemente de la forma en que haga el seguimiento de su tratamiento, lo más importante que debe recordar es que funcione de manera consistente y sea fácil de usar. ¡Siéntase libre de explorar sus opciones y de encontrar la que funcione mejor según sus necesidades!

A continuación, le presentamos una lista de ideas para llevar un registro de los medicamentos que a otros pacientes y cuidadores les ha funcionado muy bien:

Usar una aplicación

Puede usar una aplicación para organizar su tratamiento y mantener su información médica en un solo lugar. Una de las aplicaciones más populares es MediSafe. Es gratis para los usuarios de iOS y Android.

“Puede ingresar el nombre del medicamento, la dosis y la hora a la cual tiene que tomarlo. Le recuerda cuándo tomar cada píldora (mediante una alarma que suena como un frasco de píldoras al ser sacudido). ¡Es muy útil! ”—Evelynn R.

“Utilizo una aplicación en mi iPad llamada Pill Reminder. No sé cómo me habría organizado sin ésta, ya que mi horario de medicamentos es todo un desafío. Tengo que tomar varias píldoras al día, una infusión cada 28 días, una tableta durante 21 en 28 días del mes, una dosis semanal de esteroides, 3 de las 4 semanas del mes me tomo otra dosis de píldoras de quimioterapia. Pill Reminder me ha permitido programar todo este tratamiento y siempre me recuerda que debo tomar. Algunas personas pueden tener problemas para configurar la aplicación y organizarse, por lo que les recomendaría que intenten con sólo un medicamento por día mientras aprenden a usarla. ”—Sunpeaks S.

Inviertir en una cartelera

La tecnología puede ser frustrante para muchas personas, por lo que una cartelera es otra forma de mantenerse organizado, programar y realizar un seguimiento visible de sus medicamentos. Mantenerla en algún lugar donde el paciente la vea siempre es importante para que no olvide que debe tomar.

“Escribo un calendario todos los meses para él. Es un poco molesto, pero marca cada medicamento mientras los toma para que yo pueda hacer un seguimiento “. —Cyn H. L.

Programar un recordatorio o alarma

Los teléfonos inteligentes son una gran herramienta para organizar el tratamiento. Puede configurar múltiples recordatorios o alarmas durante el día para ayudar al paciente a recordar sus medicinas. Otros dispositivos, como Alexa de Amazon, también le ayudan a configurar los recordatorios.

“Las alarmas se configuran en mi teléfono tres veces al día. Tengo recipientes de pastillas con etiquetas adhesivas en la parte superior con el día y la hora, tengo todo organizado en una caja. Cuando suena la alarma, saco mis medicamentos programados y devuelvo frasco a la caja a medida que las tomo. ”—Gregory W.

“Uso la aplicación Reminder en mi iPhone. Tengo alarmas recurrentes configuradas para cada momento del día que tomo medicamentos (afortunadamente, eso es 2 veces al día, no como las 6 o 7 veces al día después de la SCT) “. —Mick P.

Tener un calendario escrito a mano

Puede que sea anticuado, ¡pero funciona! Si usted o su paciente están acostumbrados a tener un calendario o un planificador, intente usarlo también para organizar los medicamentos.

“Puse las píldoras en un pastillero de 7 días y tengo un pequeño cuaderno para cada píldora. Marco el día y la hora en la que se supone que debo tomarlas en el frente, luego marco la hora y el día en que tomo las píldoras en las páginas del cuaderno. No soy un experto en informática, así que esto funciona mejor para mí. Escribo las fechas en las páginas y marco con anticipación cuándo necesito una recarga. Me lleva un poco más de tiempo, pero es fácil para mí seguir el ritmo de esta manera”. —Roland y Carolyn S. R.

Usar un dispensador

Hay muchos para elegir: MedReady 1700Tabtime Vibe Vibrating Pill Timer ReminderMed Minder… solo recuerde investigar para encontrar el que mejor se adapte mejor a cada paciente.

“Investigué muchísimo durante meses para encontrar algo que se adaptara a sus necesidades y que no fuera muy complicado, para que él mismo pudiera hacer seguimiento de sus medicamentos, cuando los toma y qué toma. Ha ido perdiendo la memoria a medida que recibe quimioterapia y estaba agotada de las constantes discusiones con él por su tratamiento. Además, me ahorraría el estrés de preparar sus medicamentos cada 2 horas. Finalmente encontré un dispensador con una buena relación calidad/precio y que ofrece el medicamento en los intervalos de tiempo que necesite y no sólo 3 o 4 veces al día. Necesitaba algo que pudiera contener múltiples medicamentos, que tuviera un temporizador cada 2 horas y que básicamente pudiera evitar una sobredosis accidental. Me encontré con esta máquina MARAVILLOSA [MedReady 1700] que lo ha ayudado enormemente a hacer un seguimiento de cuándo tomó por última vez sus pastillas, cuándo está listo para su próxima dosis y puedo llenarlo para todo el día y la noche. Lo recomiendo demasiado. ”—Jenny E.

Usar los pastilleros convencionales

Hay una razón por la cual este método de seguimiento ha existido durante siglos y es porque funciona, incluso cuando todos los demás métodos fallan. Puede ser especialmente útil para aquellos que son aprendices más “prácticos”.

“Organizo 2 semanas a la vez y uso recipientes de medicamentos. Nunca podría utilizar una aplicación.”—Tricia C.

“Preparo mi semana de pastillas generalmente los domingos. La única medicina separada es mi Rev, la cual mantengo en (3) cajas de pastillas diarias que guardo en una cesta decorativa al lado de mi cama. De esa manera, mis 21 días están organizados y sé cuándo comienza mi semana libre”. —Debi O.

 ¡Intente conuna combinación!

Tomo las medicinas por las mañanas. Las coloco en envases semanales de pastillas (organizo dos semanas a la vez). Puse una alarma en mi teléfono para tomar la quimioterapia. Luego, una vez por semana, una alarma en mi teléfono para tomar Ninlaro. ”—Tammy S. H.

“Mantengo los medicamentos regulares am/pm en un pastillero semanal. Establezco una alarma para tomar una medicina en el almuerzo. Tal vez podría usar una aplicación”—Linda F. M.

 

Las bacterias intestinales y su relación con la respuesta al tratamiento del mieloma múltiple

Por Jenny Ahlstrom

Los niveles de células residuales de mieloma después del tratamiento pueden estar relacionados con las bacterias intestinales, según investigadores del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering.

Se han realizado importantes investigaciones sobre el mieloma que vincula los niveles mínimos de la enfermedad, después de la primera línea de tratamiento, con los resultados a largo plazo. Las pruebas más novedosas y sensibles se denominan pruebas de enfermedad mínima residual y pueden detectar niveles muy bajos de células de mieloma, como una sola célula en un millón de células de muestra. Los pacientes con EMR negativa después de su primera línea de terapia generalmente tienen mejores resultados a largo plazo que los pacientes con EMR positiva.

Para el estudio, los investigadores del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering tomaron muestras fecales de 34 pacientes con mieloma múltiple después de la terapia de inducción y luego realizaron una prueba de EMR (usando citometría de flujo).

Descubrieron que los pacientes con EMR negativa (16 pacientes) tenían una mayor cantidad de Eubacterium hallii que los 18 pacientes con EMR positiva. No hubo diferencias en la diversidad de la microbiota entre los pacientes con EMR negativa o positiva. Tampoco hubo diferencias en la diversidad microbiana y el historial de trasplante de células madre o el tipo de mieloma (como IgG kappa, IgA Lambda, etc.)

Los autores del estudio encontraron que un segundo microorganismo llamado F prausnitzii también puede estar asociado con el estado de EMR después del tratamiento inicial para el mieloma múltiple.

La microbiota intestinal se ha estudiado parcialmente en el desarrollo de ciertos tipos de cáncer, la respuesta al tratamiento y la toxicidad relacionada con el tratamiento. Por ejemplo, se ha descubierto que la microbiota de ratón (y humana) Prevotella heparinolytica, promueve la progresión del mieloma múltiple a través de la interleucina-17 en un modelo de laboratorio. En humanos, Eubacterium se ha asociado con un riesgo reducido de recaída del mieloma después de un alotrasplante (donante). Pero los estudios que analizan la relación entre la microbiota, el tratamiento y/o la toxicidad en el mieloma aún no han finalizado.

Este es uno de los primeros estudios que aborda la conexión entre las bacterias intestinales y los resultados después del tratamiento del mieloma.

Según el investigador principal y autor del estudio, Alexander Lesokhin, especialista del Memorial Sloan Kettering:

“Los microorganismos con los que coexistimos afectan muchos aspectos de nuestra salud. Es emocionante estudiar cómo éstos  pueden alterar la historia natural del mieloma cuando las personas son estudiadas o tratadas “.

Importancia de los niveles de las cadenas ligeras en los pacientes con mieloma múltiple

Por Jenny Ahlstrom

Uno de los marcadores clave que los médicos y pacientes monitorean en el mieloma son los niveles de cadena ligera. ¿Qué son las cadenas ligeras? Una parte importante de nuestro sistema inmune son nuestras inmunoglobulinas, células inmunes que combaten las enfermedades. Cada una de estas inmunoglobulinas tiene una cadena ligera (como kappa o lambda) y una cadena pesada (como IgG, IgA, IgM, etc.).

Dentro de los marcadores clave a los que los especialistas del mieloma prestan mucha atención están: 1) la cadena ligera involucrada en cada tipo de mieloma (kappa o lambda) y 2) el índice de cadenas ligeras kappa/lambda. En pacientes con mieloma, dichos valores son anormales por lo general. Estos valores e índices se usan con mucha frecuencia para monitorear la actividad de la enfermedad, la respuesta al tratamiento y determinar el pronóstico. Proporcionan pistas importantes a los médicos para ayudar a adaptar los protocolos de tratamiento.

En un artículo reciente, investigadores del Hospital de la Southwest Medical University en Sichuan, China, querían estudiar el índice entre los niveles de las cadenas ligeras y el impacto que tiene en el comportamiento de la enfermedad. En el mieloma, algunos pacientes pueden vivir más de una década, mientras que otros con enfermedades más agresivas pueden vivir solo meses o pocos años. Los investigadores querían determinar si la agresividad del mieloma o la respuesta al tratamiento podían predecirse en función de los niveles de la cadena ligera, según la literatura médica disponible en las bases de datos electrónicas (como Pubmed, Science Direct, Ovid y Wiley).

Los resultados mostraron un consenso general con algunas excepciones.

Cadenas ligeras extremadamente altas al momento del diagnóstico

Para evaluar la importancia de los valores basales al momento diagnóstico, los investigadores observaron que los pacientes que tenían cadenas ligeras libres en suero (CLLs) muy altas, por encima de 1000 mg/dL, tenían un peor pronóstico de supervivencia general.

  • 15 pacientes inscritos en un estudio tenían CLLs mayor de 1000 mg/dL. La mediana de edad fue de 60.81 y la mediana de supervivencia fue de 1.85 años. Nueve de estos pacientes recibieron un autotrasplante, con una mediana de supervivencia de 2.44 años.
  • Los resultados de la prueba de cadena ligera libre en sangre (suero) fueron más precisos que las pruebas de cadena ligera libre en orina.
  • Los investigadores encontraron que un estudio que evaluó a 24 pacientes arrojó como resultado que las cadenas ligeras libres en suero basales no eran un predictor de recurrencia. (Tate et al.)

Niveles Altos de Cadenas Ligeras después del tratamiento

Numerosos estudios han demostrado que la respuesta al tratamiento del mieloma se pueden evaluar a través de los niveles de la cadena ligera libre en suero.

  • En un estudio con 493 pacientes británicos diagnosticados con mieloma múltiple, se evaluó el CLLs para 17 de estos pacientes y se concluyó que los niveles de CLLs eran mejor indicativo de la respuesta a la terapia que el número de inmunoglobulina involucrado (como los niveles de IgG, IgA, etc.)
  • Otro estudio de 36 pacientes con mieloma midió los niveles de CLLs después de la quimioterapia. Los pacientes que comenzaron con un valor basal de >75 mg/dL disminuyeron sus niveles de cadena ligera 1/5 después del tratamiento. Los pacientes con una respuesta parcial (RP) mostraron una disminución de la cadena ligera del 23.6%. Los pacientes con una respuesta parcial muy buena mostraron una disminución de la cadena ligera de 52.3%. El estudio concluyó que la reducción temprana de los valores de la cadena ligera libre fue útil para evaluar la respuesta a la quimioterapia.
  • Otro estudio mostró que los valores de cadenas ligeras libres de más de 100 mg/L después del tratamiento representaban una baja supervivencia general y un mal progreso.
  • Un estudio de 38 pacientes en Tailandia mostró que la supervivencia general dependía principalmente de la respuesta después del primer ciclo de quimioterapia. Los pacientes que tuvieron una reducción de más del 50% en los niveles de CLLs tuvieron un 88% de supervivencia a los dos años. Los pacientes que tuvieron una reducción de menos del 50% en los niveles de CLLs tuvieron una supervivencia a los dos años del 53.1%.

La importancia de los valores normales del índice Kappa/Lambda

El índice kappa/lambda también puede predecir la supervivencia y la progresión de la enfermedad.

  • En un estudio de 126 pacientes con mieloma después del tratamiento, 34 pacientes mostraron una respuesta completa, 37 una respuesta parcial muy buena, 39 una respuesta parcial y 16 exhibieron un patrón de enfermedad sin cambios luego de 28 meses de seguimiento. 52 pacientes tenían índices kappa/lambda normales (supervivencia a los 3 años del 94%) en comparación con pacientes con índices anormales (supervivencia a los 3 años del 48%).
  • En otro estudio, se inscribieron 94 pacientes griegos con mieloma y se calculó su índice de CLLs . Según los resultados finales, los pacientes en el grupo con un índice “bajo” tuvieron una supervivencia a los tres años (94%) y una supervivencia a los cinco años (82%). Los pacientes en el grupo con un índice “alto” tenían una supervivencia a los tres años (58%) y una supervivencia a los cinco años (30%). Se dedujo que la proporción de cadenas ligeras libres en suero es un marcador independiente de pronóstico.
  • Un estudio de los Estados Unidos de 586 pacientes con mieloma latente (Larsen) mostró que un índice de CLLs muy alto indica una progresión inminente de la enfermedad. El riesgo de progresión en pacientes con una relación CLLs de 100 o más fue del 72% en los primeros dos años. Se determinó que los pacientes con un índice CLLs de 100 o más tenían un alto riesgo de progresión y estos pacientes requieren tratamiento inmediato.
  • En otro estudio italiano de 150 pacientes con mieloma, los pacientes se dividieron en tres grupos en función del índice CLLs, grupo 1: normal, grupo 2: ligeramente elevado (<100) y muy elevado (> 100). La supervivencia libre de progresión fue del 72% para el grupo con valores normales, 61% para el grupo con valores ligeramente elevados y 41% para el grupo con valores muy altos. Los pacientes que tuvieron un índice CLLs normal tuvieron una supervivencia general mayor y sin progresión.
  • Un estudio español (López-Anglada et al.) de 819 pacientes concluyó que un índice de CLLs muy alto no se relacionaba significativamente con la progresión. Se propuso que la normalización del índice CLLs no indicaba una respuesta superior entre los pacientes que alcanzaron una respuesta completa.
  • En general, las cadenas ligeras libres en suero muy altas indican enfermedad refractaria, mientras que la elevación mínima al inicio y la normalización después de la quimioterapia se considera un signo favorable. Del mismo modo, los índices CLLs muy altos indican una mala respuesta, mientras que la efectividad de la quimioterapia se reflejó en la normalización de estos índices.

Comparar los valores y los índices de su cadena ligera al momento del diagnóstico y después del tratamiento puede ser una forma efectiva de evaluar qué tan bien está respondiendo a su tratamiento.

Para realizar un seguimiento de sus niveles de cadena ligera utilizando una herramienta en línea, únase a HealthTree.org.

 

 

Pacientes, asociaciones y educación en el mieloma

Por Bonnie Falbo

Como esposa de un paciente con mieloma y ​​como nueva mentora o Coach de mieloma para Myeloma Crowd, tuve el honor de asistir al Congreso Inaugural de Trastornos de las Células Plasmáticas de Charlotte, organizado por el Instituto del Cáncer Levine del 9 al 11 de agosto de 2019.

Dirigido principalmente a los proveedores locales de atención médica que tratan a pacientes con mieloma, se alentó a los mentores de mieloma y otros defensores de pacientes a asistir. Como dijo el Dr. Saad Usmani, organizador del Congreso:

“Se trata de promover la asociación entre médicos y pacientes”.

Esta fue una experiencia nueva y diferente para mí, o para cualquier paciente o cuidador. Tuve la oportunidad de escuchar presentaciones de expertos estadounidenses y europeos, incluyendo el Dr. Robert Kyle de la Clínica Mayo, considerado por todos los especialistas en mieloma como el padre en la materia. Él representa la pasión, la devoción y los incansables esfuerzos de los especialistas en mieloma. Esta reunión tuvo una agenda diseñada para despejar las dudas de la comunidad de oncólogos sobre éste complejo tipo de cáncer. También se expusieron los caminos hacia una cura.

Este deseo de los médicos de asociarse y relacionarse con los pacientes y cuidadores que estén bien informados sobre la materia, es un cambio drástico de paradigma desde las raíces paternalistas de la relación médico/paciente. Ofrece a quienes vivimos con esta enfermedad, bien sea como pacientes, familiares o cuidadores, de escuchar, hacer preguntas y expresar lo que es importante para nosotros. Como defensores de los pacientes, nos comprometemos a compartir lo que aprendemos y a ofrecer apoyo. Como Coaches de Mieloma, nos ofrecemos como voluntarios para escuchar y ayudarlo a encontrar y utilizar los recursos para que pueda tener una mejor atención en su enfermedad.

El mieloma es un tipo de cáncer en el que el progreso se da de manera exponencial. El futuro está lleno de esperanza. Sin embargo, hay muchas preguntas de investigación sin respuesta y el camino hacia los tratamientos curativos sigue siendo diferente para cada paciente.

El mieloma tiene muchos subtipos y se vuelven cada vez más a medida que existe una mayor comprensión de la enfermedad y de sus características únicas. Un buen médico presentará una variedad de opciones de tratamiento para ayudar a los pacientes a decidir qué es lo mejor para cada uno de ellos.

Una comprensión básica del proceso de la enfermedad y la capacidad de hacer preguntas es esencial. No se trata de tener todas las respuestas, sino de tener la capacidad de tomar decisiones que involucren su calidad de vida, valores y estilo de vida.

La comunidad del mieloma es poderosa y ofrece múltiples oportunidades para aprender, compartir y obtener apoyo. Varias organizaciones de mieloma ofrecen conferencias durante todo el año, las cuales incluyen oportunidades para conversar con expertos en el tema y para conocer a otros pacientes con mieloma y a sus familias. En éstas hay una tremenda energía positiva y se anima a todos los que viven con esta enfermedad a que intenten asistir al menos a una de éstas conferencias. Asistí a una mesa redonda sobre el mieloma y espero volver a hacerlo pronto.

También hay grupos de apoyo y oportunidades de coaching personal disponibles a través del programa Myeloma Coaching. Si se pregunta qué es el coaching, es una asociación enfocada sus necesidades. Un coach o mentor te escucha, estando totalmente presente allí para tí, sin juzgar. El asesoramiento puede llevarse a cabo en persona, por teléfono o por internet. Tú también puedes ser un Coach de Mieloma. (regístrese para convertirse en un coach de mieloma o encuentre uno en www.myelomacoach.org)

No tienes que afrontar este camino solo. Hay muchos de nosotros que estamos aquí para ayudarte si lo necesitas. De eso se trata el programa Myeloma Coach.

Interesante investigación en fase temprana sobre el mieloma múltiple

Por Paul Kleutghen

Siempre hemos preferimos centrarnos en el desarrollo de las investigaciones en su fase final, ya que nos dan algo que esperar en términos de alternativas de tratamiento que pueden estar disponibles para nosotros a “corto plazo”. Sin embargo, eso no significa que debamos ignorar los resultados de las investigaciones en su fase temprana. Los tratamientos y las combinaciones de tratamiento más novedosas ya están extendiendo la vida de todos los pacientes con mieloma múltiple, por lo que podríamos comenzar a planificar a largo plazo. En las últimas semanas se han publicado varios artículos interesantes relacionados con investigaciones en sus primeras etapas que merecen mención y seguimiento.

Células madre mesenquimales encapsuladas individualmente

La publicación más reciente de Actas de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, presentó una investigación realizada en el Instituto Wyss de la Universidad de Harvard, titulada “Microencapsulación programable para incrementar la supervivencia e inmunomodulación de células madre mesenquimales“. Un buen resumen de este trabajo fue publicado en la revista electrónica Genetic Engineering & Biotechnology News.

Los autores describen: ‘todo lo bueno viene en empaques pequeños y las células madre terapéuticas no son la excepción. Parecen ser más efectivas si se encuentran envueltas individualmente, encapsuladas en los llamados microgeles, en lugar de depositarse en conjunto. La principal ventaja de las células madre encapsuladas individualmente es que se mantienen más frescas durante mayor tiempo. Es decir, están protegidas del ataque inmune y se eliminan más lentamente del cuerpo. En consecuencia, prometen mejorar las terapias basadas en células, que a menudo fallan debido al rechazo del sistema inmunitario del paciente o la enfermedad de injerto contra huésped”.

Las células madre se encapsularon individualmente en un microgel. El equipo del Instituto Wyss cree que, hasta donde tienen conocimiento, su programa de investigación es el primero en encapsular células individualmente para mejorar las terapias celulares con infusión intravenosa. La investigación, hasta ahora, se ha realizado en varias clases de ratones (típico del desarrollo en etapas tempranas). El mayor éxito fue la infusión en ratones con médula ósea trasplantada, la mitad de la cual era “compatible con el sistema inmunitario” y la otra mitad era “alogénica”, siendo ésto un “desajuste inmunitario”. Los resultados después de nueve días mostraron que los ratones con las células madre encapsuladas mostraron el doble de la fracción de alo-células en su médula ósea, en comparación con los ratones que habían sido infundidos con células madre “descubiertas”. El injerto de las células madre encapsuladas también fue mayor de lo que se observó en los ratones infundidos con células madre “descubiertas”.

Dentro de unos años podremos ver la aplicación de esta nueva tecnología en la práctica clínica, pero debemos estar atentos a los desarrollos futuros de esta innovación.

Comprender qué impulsa la eficacia de los anticuerpos monoclonales anti CD-137

Una publicación reciente de Journal of Clinical Insight presentó los resultados de los estudios preclínicos de mAb (anticuerpos monoclonales) anti CD-137 en modelos de ratones con mieloma. Ya estamos familiarizados con varios fármacos de anticuerpos monoclonales que se usan activamente en el tratamiento del mieloma reincidente/refractario: por ejemplo, Darzalex (un ABm dirigido a CD-38) y Empliciti (mAB anti SLAM7). Las proteínas objetivo de estos anticuerpos monoclonales se encuentran en la superficie de las células de mieloma y ejercen su efecto anticancerígeno utilizando diferentes mecanismos. La inmunoterapia anti-CD 137 requiere la presencia de las células T CD8+ y las células natural killer. Lo más probable es que, a estas alturas, hayas perdido el interés para continuar leyendo esto. Así que, permítanme ir directamente al grano:

  • El Anti CD-137 NO es un candidato efectivo cuando se usa por sí solo en el tratamiento del mieloma reincidente/refractario;
  • Pero, es un fármaco efectivo cuando se usa en terapia de consolidación después de que la carga de la enfermedad se haya reducido, ya sea por la administración de ciclofosfamida o melfalan. Actualmente se están probando dos productos anti-CD 137 en humanos: urelumab (BMS-663513) y utomilumab (PF-05082566). Los autores comentan:

Aún deben definirse las dosis de toxicidad aceptables para el urelumab, ya que este mAb  ha causado daño hepático severo a dosis altas (16). Por el contrario, solo se observaron toxicidades leves con utomilumab (1718). … Por lo tanto, los mAbs anti-CD137 son prometedores para el tratamiento de una amplia gama de tumores malignos, incluido el MM, para los cuales el urelumab ahora se está evaluando en combinación con elotuzumab (NCT02252263).”

La importancia de la investigación mencionada en el artículo es que no sólo ha desentrañado el mecanismo de acción de esta clase de compuestos anti-mieloma, sino que también ha precisado cuándo exactamente se tendrán los mejores resultados para el paciente. Es esta comprensión adicional es importante que se conozca cuando se habla del término “medicina de precisión”.