By Jennifer Ahlstrom | Posted - Jun 26th, 2020

 

 

 

 

La alimentación puede afectar la eficacia de la quimioterapia

Investigadores de la Universidad de Virginia descubrieron que los tratamientos contra el cáncer pueden verse significativamente afectados por los hábitos alimenticios, aumentando los niveles de toxicidad de la quimioterapia hasta 100 veces.

La dieta afecta nuestras bacterias intestinales y los investigadores descubrieron que incluso pequeños cambios, como la adición de un solo aminoácido, pueden tener un impacto significativo.

Existe una pequeña investigación realizada sobre la alimentación y la terapia contra el cáncer y los investigadores se sorprendieron al ver las diferencias que podrían producirse por pequeños cambios en el microbioma. La autora del estudio, Eyleen O'Rourke, doctora de la Facultad de Artes y Ciencias de la UVA en el Departamento de Biología Celular de la Facultad de Medicina, afirmó:

"La primera vez que observamos que cambiar el microbioma o agregar un sólo aminoácido a la dieta podría transformar una dosis inocua del medicamento en una altamente tóxica, no podíamos creer lo que veíamos. Entendiendo con resolución molecular lo que estaba sucediendo, logramos seleccionar entre cientos de microorganismos y genes del huésped. La respuesta fue una red asombrosamente compleja de interacciones entre la dieta, el microbioma, el fármaco y el huésped ".

El estudio, publicado en Nature Communications, demostró que elementos comunes de nuestras dietas diarias como los aminoácidos podrían aumentar o disminuir la toxicidad de las quimioterapias utilizadas en el tratamiento del cáncer. Esto puede proporcionar una idea de por qué algunos pacientes responden a la quimioterapia de diferentes maneras.

Los investigadores utilizaron un modelo simplificado: se usaron lombrices intestinales como huésped y las bacterias E coli que no causan enfermedades para representar el microbioma. Wenfan Ke, estudiante de la universidad alegó:

"La misma dosis del medicamento que es inocua en la dieta de control puede llegar a matar [a la lombriz] si se agrega un miligramo del aminoácido serina a la dieta".

La serina es un aminoácido natural. Esto significa que las interacciones de la alimentación con el microbioma intestinal pueden alterar la respuesta del paciente a los medicamentos sin que existan cambios en el medicamento o en el paciente.

“Los humanos albergan más de 1500 especies en el intestino y la composición varía entre cada individuos. Cada uno de estos microorganismos puede metabolizar los componentes y medicamentos que consumimos. Los nutrientes provenientes de los alimentos y los derivados de fármacos pueden metabolizarse más o alterar la fisiología de otros microorganismos y del huésped, creando cadenas de eventos activados de forma alternativa o simultánea por metabolitos, subproductos y moléculas de señalización de la dieta, fármacos, microbios y huéspedes ".

Los investigadores sugieren que la complejidad de las interacciones entre fármacos, huésped y microbioma es probablemente "astronómica". Se necesitan mucho más estudios, pero la comprensión resultante asegura y ayudará a los médicos a "demostrar todo el potencial terapéutico de la microbiota".

 
Jennifer Ahlstrom
About the Author

Jennifer Ahlstrom - Jenny A - Myeloma survivor, patient advocate, wife, mom of 6. Believer that patients can help accelerate a cure by weighing in and participating in clinical trials. Founder of Myeloma Crowd, Myeloma Crowd Radio and the CrowdCare Foundation.

ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT
 

MORE ALS CROWD NEWS

Gracias a nuestros patrocinadores del sitio:

.