By Jennifer Ahlstrom | Posted - Jun 26th, 2020

 

 

 

 

La dexametasona mejora los resultados en los casos graves de COVID-19 (sólo en pacientes con respiradores u oxígeno) según un estudio de la Universidad de Oxford

IMPORTANTE: la Dexametasona SÓLO debe usarse en pacientes hospitalizados con COVID-19 que estén con oxígeno y apoyo ventilatorio. ¡NO ayuda a los pacientes con  síntomas más leves y no ayuda a prevenir el COVID-19! Según el Dr. Rafael Fonseca, de la Clínica Mayo, el tratamiento con dexametasona podría alterar la respuesta inmune contra el virus si lo toma en casa como medida preventiva o como tratamiento temprano si cree que tiene el COVID-19.

Según los resultados de un nuevo estudio publicado por la Universidad de Oxford, un medicamento común y de bajo costo utilizado en el tratamiento del mieloma múltiple puede ayudar a los pacientes con COVID-19 con complicaciones graves a lograr recuperarse. El ensayo RECOVERY está probando una variedad de medicamentos en miles de pacientes positivos para el COVID-19.

El Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) del Reino Unido está llevando a cabo el ensayo en más de 175 hospitales y ha incluido e inscrito a más de 11.500 pacientes. Peter Horby, profesor de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Salud Global, señaló que los siguientes tratamientos se estaban probando en comparación con el "protocolo de atención" para los casos de COVID hospitalizados.

  • Lopinavir-ritonavir (comúnmente utilizado para tratar el VIH)
  • Dosis bajas de dexametasona - RECLUTAMIENTO CERRADO A ADULTOS
  • Hidroxicloroquina - RECLUTAMIENTO CERRADO
  • Azitromicina (un antibiótico de uso común)
  • Tocilizumab (un tratamiento antiinflamatorio administrado mediante inyección)
  • Plasma de convaleciente (recolectado de donantes que se han recuperado del COVID-19 y contiene anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2)

Más de 2100 pacientes graves con COVID-19 recibieron dexametasona a una dosis de 6 mg una vez al día (por vía oral o IV) durante 10 días. Otros 4321 pacientes fueron asignados al azar para recibir atención estándar (apoyo ventilatorio). Los investigadores determinaron que la dexametasona redujo significativamente las muertes en pacientes muy graves con COVID-19 y redujo las muertes en un tercio en comparación con el tratamiento estándar con ventilador. Para los pacientes que solamente recibieron oxígeno suplementario (pero no con apoyo de ventilación), el esteroide redujo la tasa de mortalidad en un quinto. Los pacientes que no estaban tan graves no tuvieron ningún beneficio al usar dexametasona.

A los pacientes con mieloma se les receta dexametasona como parte de sus terapias combinadas. Se sabe que mejora la efectividad de otros tratamientos para el mieloma, ataca el mieloma por sí solo y reduce la inflamación.

Peter Horby, profesor de Enfermedades infecciosas emergentes en el Departamento de Medicina de Nuffield de la Universidad de Oxford, y uno de los principales investigadores del ensayo, dijo:

La dexametasona es el primer fármaco que ha demostrado mejorar la supervivencia en el COVID-19. Este es un resultado extremadamente gratificante. El beneficio de supervivencia es claro y de gran ayuda en aquellos pacientes que están lo suficientemente graves como para requerir tratamiento con oxígeno, por lo que la dexametasona ahora debería convertirse en parte del protocolo de atención en estos pacientes. La dexametasona es económica, está disponible en el mercado y se puede usar de inmediato para salvar vidas en todo el mundo.

El Dr. Horby señaló que la dexametasona es muy económica y está ampliamente disponible y se puede administrar a la mayoría de las personas. Los resultados del estudio aún no han sido revisados ​​por otros colegas.

Para los pacientes con COVID que toman dexametasona a una dosis baja durante solo 10 días, el perfil de efectos secundarios debe ser tolerable, pero los pacientes deben esperar los efectos secundarios típicos mientras toman el medicamento: irritabilidad, insomnio, hiperactividad.

Para los pacientes con mieloma que toman una dosis de 20-40 mg durante varios años, saben que la dexametasona es el fármaco que hace parecer a los demás mucho más tolerables. Es uno de los medicamentos que los pacientes con mieloma aman odiar y Jenny Ahlstrom comparte su canción de ruptura "I Will Say Goodbye" sobre la dexametasona para su placer auditivo :)

¡Estamos encantados de que la dexametasona tenga un uso positivo en los casos de COVID-19!

 
Jennifer Ahlstrom
About the Author

Jennifer Ahlstrom - Jenny A - Myeloma survivor, patient advocate, wife, mom of 6. Believer that patients can help accelerate a cure by weighing in and participating in clinical trials. Founder of Myeloma Crowd, Myeloma Crowd Radio and the CrowdCare Foundation.

ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT
 

MORE ALS CROWD NEWS

Gracias a nuestros patrocinadores del sitio:

.