La lección de Lennart Thy para el mundo

Por Greg Brozeit

Probablemente nunca antes haya oído hablar del jugador profesional de fútbol Lennart Thy (pronunciado Tee). Y seguramente nunca lo olvidará después de que conozca un poco más sobre su historia.

Thy es un jugador alemán de 26 años quien actualmente está cedido del Werder Bremen de la Bundesliga alemana al VVV Venlo en la primera división holandesa. El sábado 17 de marzo, cuando Venlo jugó en el PSV Eindhoven, fue elegido como el hombre del partido por los fanáticos locales.

Pero Thy nunca estuvo en el campo de juego ese día. Estaba en un hospital de alemania donando su médula a un paciente con leucemia que coincidía con su perfil de ADN. Hace siete años, Thy proporcionó una muestra al Registro Nacional de Donantes de Médula Ósea de Alemania (ZKRD, por sus siglas en alemán), que es el registro de médula ósea más grande de europa y el segundo más grande del mundo, después de Be the Match.

Cuando se le notificó que era compatible con un paciente con leucemia, Thy solicitó permiso al Venlo para someterse lo más rápido posible al procedimiento para extraer su médula ósea, a pesar de estar a mitad de temporada. El club inmediatamente dio su aprobación.

En Eindhoven y en los partidos de primera división de los Países Bajos, los aficionados se levantaron al unísono en el minuto 11 del partido, en honor a su número de camiseta, para hacer una ovación de pie durante un minuto. Los fanáticos de los estadios de todo el país exhibieron pancartas hechas a mano en las que se podía leer “Respetos a Lennart” y “SympaTHYk”, que encabezaron titulares como “Los fanáticos de Holanda de pie ante un alemán”.

Thy jugó en el equipo nacional sub-20 de alemania siendo un joven muy prometedor y talentoso y, aunque no llegó al siguiente eslabón, él y su club demostraron esta semana que hay cosas más importantes que el deporte.

Y lo que es aún más importante, tanto Thy como el mundo futbolístico hicieron eso de esta causa de maneras que ningún otro medio puede. Su acto desinteresado y generoso inspirará a miles de personas a hacerse un análisis de ADN para descubrir si son elegibles para convertirse en donantes de médula ósea para pacientes con cáncer de sangre en todo el mundo.

Si bien los trasplantes de médula ósea de donantes (alogénicos) se realizan principalmente en tipos de cáncer de sangre como la leucemia y el linfoma, y con menos frecuencia que en el mieloma, investigaciones recientes están ampliando las posibilidades de que los pacientes con mieloma se beneficien de dichos trasplantes.

Pero los detalles sobre el tipo de enfermedad no deberían importar, podemos ayudar a otros y salvar vidas aplicando para una prueba de ADN en un registro nacional. Es fácil. Lo primordial es tener el compromiso y la disposición de dar un paso adelante por esta causa.

Lennart Thy es un ejemplo viviente de éste compromiso por ayudar a los demás.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *