Riesgos asociados con la obesidad

En un estudio reciente del New England Journal of Medicine, la obesidad se ha vinculado a ocho tipos específicos de cáncer, incluyendo el mieloma múltiple. En el estudio, las personas se agruparon en tres clases de obesidad en función de su índice de masa corporal: Clase 1 (IMC de 30.0 a 34.9), Clase 2 (IMC de 35.0 a 39.9), y la clase 3 (IMC, ≥40.0).

Según el Instituto Nacional del Cáncer, un estudio estima que en el año 2007 en los Estados Unidos, cerca de 34,000 nuevos casos de cáncer en los hombres y las mujeres fueron realmente causados por la obesidad.

En los EE.UU., más de un tercio de las personas son consideradas obesas. El Instituto Nacional del Cáncer estima que si todos los adultos de peso medio perdieran 2.2 libras, se evitarían más de 100,000 nuevos casos de cáncer!

¿Por qué la obesidad y el cáncer están relacionados? Aquí hay algunas razones de acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer:

El tejido graso produce cantidades excesivas de estrógenos, los niveles altos se han asociado con el riesgo de cáncer de mama, endometrial, y algunos otros tipos de cáncer.

Las personas obesas a menudo han aumentado los niveles de la insulina y la insulina como factor de crecimiento 1 (IGF-1) en la sangre (una condición conocida como hiperinsulinemia o resistencia a la insulina), que puede promover el desarrollo de ciertos tumores.

Las células grasas producen hormonas, llamadas adipoquinas, que pueden estimular o inhibir el crecimiento celular. Por ejemplo, la leptina, que es más abundante en las personas obesas, parece promover la proliferación celular, mientras que la adiponectina, que es menos abundante en las personas obesas, pueden tener efectos anti proliferativos.

Las células de grasa también pueden tener efectos directos e indirectos sobre otros reguladores del crecimiento tumoral, incluyendo el objetivo mamario de rapamicina ó(mTOR) y la proteína quinasa activada por AMP.

Las personas obesas tienen a menudo una inflamación crónica de bajo nivel, o “subaguda,” la inflamación, que se ha asociado con un mayor riesgo de cáncer.

Otros mecanismos posibles incluyen una alterada respuesta inmune, efectos sobre el sistema kappa beta, en el factor nuclear y el estrés oxidativo alterados.

En resumen, un aumento de la grasa corporal cambia los niveles de hormonas, vías de señalización, los niveles de insulina y causa inflamación.

¿Qué se puede hacer para bajar de peso? Aquí hay 12 consejos de cómo cambiar sus hábitos alimenticios y su actitud del libro “La Píldora Milagrosa” por Tres Hatch. (Elija la Fundación CrowdCare en Amazon sonrisa tener su compra donar a la investigación del mieloma)

  1. Saboree su comida: Concéntrese en realidad saborear su comida y disfrutar de cada bocado. Ponga mayor atención a lo que está comiendo le pondrá en sintonía con lo que su cuerpo quiere y lo que no quiere. Esta concentración también le ayudará a saber cuando su cuerpo ha tenido suficiente.
  2. Beba en lugar de comer algo: La mayoría de las veces, nuestra ansia de comer algo es realmente sed. Beba mucha agua antes de empezar a comer, espere 10 minutos y tal vez ya se sienta satisfecho.
  3. Nada Engorda: Tome decisiones sobre lo que su cuerpo dice que necesita y lo que ya ha tenido, no sobre una categoría de alimentos.
  4. Se necesita nutrición para aumentar su metabolismo: Haga su dieta a base de frutas y verduras frescas, cereales integrales con leche y carne adiciones para balancear su combustible de forma equilibrada. Su cuerpo necesita estos alimentos para aumentar la tasa de metabolismo de su cuerpo para quemar grasa. La reducción de calorías a través del tablero en realidad puede impedir su pérdida de peso y desacelerar su metabolismo.
  5. Tenga fe en el éxito: lo que pensamos, decimos y hacemos, eso es lo que nos volvemos.
  6. Sea consistente: La clave para un nuevo hábito es la consistencia, no la intensidad del deseo.
  7. No presione demasiado en Ejercicio: ¿Puedo hacer esto hasta que tenga 80 años? Encontrar un programa que les guste y pueda continuar es la clave para la consistencia.
  8. Use el tiempo que tenga: Si usted solamente tiene 15 minutos al día, ejercite de todas formas para mantener su hábito regular.
  9. No coma distraído(a): Inicie sus nuevos hábitos evitando mirar la televisión o leer mientras come. Evitar distracciones ayudarán con el consejo #1.
  10. Sea desperdiciado: Los alimentos no tienen sentimientos, pero usted si, Si usted ya se lleno, comparta su comida o tirela a la basura. Si toma un bocado y se da cuenta de que su cuerpo no quiere lo que usted ha puesto en su boda, esta bien escupir.
  11. Lo que necesito es lo que quiero: Pensando en lo que su cuerpo necesita en lugar de lo que su cuerpo quiere es poder. Tener tentaciones de comida es una esclavitud.
  12. Vaya a la cama con el estomago vacío y descanse 7-8 Horas: Si va a la cama con el estomago vacío (sin hambre) se despertará más ligero. Y las personas que duermen 7-9 horas por noche son mas delgados que los que duermen menos.

 

Comparte este post por el mes de la conciencia del cáncer de sangre en Septiembre con los enlaces de medios sociales abajo.

Por Jenny Ahlstrom

Traducido Por Irene Woolsey