By Lora Jensen | Posted - May 5th, 2021

 

 

 

 

Respuestas limitadas a la vacuna COVID en pacientes con cáncer hematológico

Según los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania, un porcentaje considerable de pacientes con cáncer de la sangre no desarrollan los anticuerpos específicos luego de las vacunas COVID-19. Los resultados del estudio se basaron en un pequeño número (28) de pacientes con cáncer hematológico.

No ha quedado claro cómo es la respuesta de los pacientes con cáncer de la sangre y mieloma a las vacunas COVID. ¿Se desarrollarán suficientes anticuerpos? No se permitió la inclusión de pacientes con cáncer hematológico en los ensayos clínicos iniciales de COVID-19. Esta interrogante de investigación es importante para los pacientes con mieloma a medida que las comunidades de todo el mundo se expanden en la búsqueda de respuestas.

Los pacientes con cáncer hematológico tienen un mayor riesgo de complicaciones por COVID, con tasas de mortalidad superiores al 30%. Y, además, también pueden desarrollar una diseminación prolongada de la infección por COVID-19, que puede mantenerse durante varios meses. Está justificado que los pacientes con este tipo de cáncer sean los primeros en recibir las vacunas.

Los investigadores estudiaron las respuestas de anticuerpos COVID-19 en 28 pacientes con cáncer de la sangre [Leucemia Linfocítica Crónica (29,4%), linfoma (31,3%), mieloma múltiple (43%) y otras neoplasias mieloides (5,97%)] atendidos en el UPMC Hillman Cancer Center, que habían recibido dos dosis de la vacuna Moderna o Pfizer. El promedio de tiempo entre las dos dosis fue de 23 días. Se excluyeron los pacientes con COVID-19 previo.

Treinta pacientes (44,8%) estaban en tratamiento activo y 37 (55,2%) estaban en observación o en remisión.

Las pruebas de anticuerpos se realizaron en los laboratorios clínicos de la UPCM utilizando la plataforma Beckman Coulter SARTS-CoV-2 que detecta los niveles de IgG.

En total 31 pacientes (46%) tuvieron resultados de anticuerpos negativos después de la vacunación y se consideró que no respondieron a la vacuna. Los pacientes mayores tenían más probabilidades de no responder a la vacuna que los pacientes más jóvenes. Otros factores como los niveles de IgG, el número de días entre las dosis de la vacuna, el tratamiento del cáncer y la medición de anticuerpos no fueron distintos entre los que respondieron a la vacuna y los no. Los pacientes con Leucemia Linfocítica Crónica tenían más probabilidades de no responder, incluso cuando estaban en remisión.

¿Qué significa esto para los pacientes con mieloma? Aún es importante recibir la vacuna COVID-19, ya que existe una probabilidad superior al 50% de que funcione en su caso (los resultados de los pacientes con Leucemia Linfocítica Crónica aumentaron el % de quienes no respondieron). Con un estudio adicional de sólo pacientes con mieloma múltiple, se podría aclarar más el panorama. Es una buena idea pedirle a su médico una prueba de anticuerpos para ver si ha desarrollado anticuerpos contra el COVID-19 después de la vacuna.

Hasta que se obtengan más datos, específicamente para pacientes con mieloma, debemos continuar usando máscaras y mantener el distanciamiento social independientemente del estado de vacunación.

 

Nota: La publicación original aún no ha sido previamente revisada.

Para más información y noticias visite www.myelomacrowd.org

 
Lora Jensen
About the Author

Lora Jensen - Lora is an Editorial Contributor for the Myeloma Crowd and proud mom of 6 kids and 5 grandkids. In addition to supporting myeloma patients, she loves creating fun parties and activities for her grandkids to enjoy.

ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT
 

MORE ALS CROWD NEWS

Gracias a nuestros patrocinadores del sitio:

.                   .