Aunque algunos pacientes con Mieloma Múltiple no tienen ningún síntoma en absoluto, aquí están los síntomas más comunes: Problemas óseos

Normalmente, los dos tipos principales de células óseas trabajan juntas para mantener a los huesos sanos y Fuertes: las células osteoblastos –que generan hueso Nuevo; y las células osteoclastos que descomponen el hueso viejo.

Las células de mieloma producen una substancia que les dice a los osteoclastos que deben acelerar la disolución del hueso. Los osteoblastos no reciben una señal para dejar el hueso Nuevo, por lo que el hueso viejo se descompone sin hueso nuevo para reemplazarlo. Esto puede causar áreas óseas débiles que son dolorosas. Cualquier hueso puede ser afectado, pero de nuevo el dolor más común será en la espalda, cadera y el cráneo. Estos cambios también aumentan la posibilidad de que los huesos se rompan, a menudo por tensión, o por una lesión menor.

Conteo Sanguíneo bajo 

Cuando las células de mieloma reemplazan las células de medula, la escasez de glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas de la sangre y el resultado. Anemia, cuando un paciente tiene un número reducido de glóbulos rojos en la sangre, provoca debilidad, disminución de la capacidad para hacer ejercicio, falta de aliento y mareos.

Leucopenia, cuando hay muy pocos glóbulos blancos, disminuye la Resistencia a las infecciones y puede causar enfermedades tales como neumonía. Cuando el recuento de plaquetas en la sangre es bajo (trombocitopenia), incluso los rasguños, cortadas o contusiones pueden causar una hemorragia grave.

Calcio en la sangre

Cuando las células de mieloma disuelven hueso, el calcio es liberado, lo que conduce a altos niveles de calcio en la sangre. (hipercalcemia).

Los síntomas incluyen sensación de mucha sed, beber muchos líquidos y orinar frecuentemente. Esto puede causar deshidratación e insuficiencia renal. Alto contenido de calcio puede causar estreñimiento severo y perdida del apetito. Puede hacer que los pacientes se sientan debilidad, sueño y confusión. Si el nivel de calcio se eleva lo suficiente, incluso puede ocasionar que un paciente entre en estado de coma.

Síntomas del sistema nervioso

Si el mieloma debilita los huesos de la columna vertebral, estos se pueden colapsar y presionar los nervios espinales. Esto puede causar dolor repentino e intenso, entumecimiento y/o debilidad muscular. Esto es una emergencia médica y los pacientes deben buscar atención médica inmediata.

A veces las proteínas anormales producidas por las células de mieloma pueden ser toxicas para los nervios. Este daño puede conducir a debilidad y entumecimiento. En algunos pacientes, grandes cantidades de proteína de mieloma pueden causar que la sangre se “espese.” Este engrosamiento se llama hiperviscosidad y puede reducir el flujo sanguíneo al cerebro y causa confusión, mareos y síntomas similares a la apoplejía. Los pacientes con estos síntomas deben llamar a su medico inmediatamente. La extracción de la proteína de la sangre por un procedimiento llamado plasmaféresis puede revertir rápidamente este problema.

Problemas Renales

La proteína de mieloma puede dañar a los riñones. Inicialmente, puede ser asintomática, pero puede ser encontrado con un análisis de sangre. A medida que los riñones comienzan a fallar, pierden la capacidad de eliminar el exceso de sal, líquidos y productos de desecho del organismo, lo que puede conducir a síntomas tales como debilidad e inflamación de las piernas.

Infecciones

Los pacientes con mieloma tienen aproximadamente 15 porciento más probabilidades de contraer infecciones debido a que su cuerpo es incapaz de crear los anticuerpos que ayudan a combatir las infecciones. A menudo, una vez que alguien con mieloma tiene una infección, es lento en responder al tratamiento. Esa persona puede permanecer enferma por mucho tiempo. La Neumonía es una infección muy común y grave que se observa en los pacientes con mieloma.

Fuente: Sociedad Americana del Cáncer