Posts

Patient Power: ¿Están los expertos en mieloma redefiniendo lo que significa “alto riesgo” en pacientes adultos mayores?

Por Erika Johnson

La Dra. Tanya Wildes, experta en mieloma de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, tuvo una participación en la reciente conferencia de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés) en Chicago y su intervención se enfocó en cómo abordar una nueva definición de “alto riesgo” para pacientes adultos mayores con mieloma múltiple.

Tradicionalmente, el riesgo estándar y el riesgo más alto se definen por algunos factores, incluido el Sistema Internacional de Estadificación (ISS, por sus siglas en inglés), las anomalías cromosómicas y la combinación de estos dos factores con el nivel de lactato deshidrogenasa (LDH) o con técnicas tecnologías más recientes como las expresiones genéticas.

Por lo general, la definición de mieloma múltiple de alto riesgo se basa en los hallazgos clínicos de la enfermedad.

Sin embargo, la Dra. Charlotte Pawlyn (Reino Unido) ha investigado el tema y llegado a la conclusión de que, al observar los datos a lo largo de la vida de los pacientes, el impacto relativo o la importancia de las anomalías cromosómicas tiende a disminuir, mientras que los factores “basados en el paciente” tienden a aumentar con la edad.

¿Cuáles son estos factores “basados en el paciente”? Dentro de este grupo se podrían incluir condiciones como la diabetes, fallos en la función renal, problemas cardíacos o niveles de actividad física. Estos factores podrían estar relacionados con el mieloma, pero también podrían atribuirse a las comorbilidades de la vejez (otras afecciones crónicas independientes).

Por tal motivo, la Dra. Wildes confrontó a la audiencia de la ASCO y a todos nosotros con lo siguiente: hay que considerar replantear los factores que definen la enfermedad de alto riesgo, para abarcar no sólo los factores específicos de la enfermedad, sino también caracterizar las vulnerabilidades asociadas al envejecimiento, las cuales están presentes en las personas mayores que son pacientes con mieloma.

Así que se podría plantear la siguiente interrogante, ¿el paciente es realmente de alto riesgo o solo necesita ayuda para lidiar con otros aspectos de su salud para que pueda vivir durante más tiempo?

Puede ver el video completo aquí.

Abordar las disparidades en la atención médica del mieloma

Por Cindy Chmielewski @MyelomaTeacher

Llegué por primera vez a la reunión anual de la ASCO en Chicago para tratar el tema Cuidando a cada paciente, Aprendiendo de cada paciente. Recibí una beca de Conquer Cancer para asistir a esta conferencia. Mi experiencia en la ASCO comenzó al asistir a una sesión educativa titulada Los múltiples matices de las disparidades en la atención del mieloma. Los presentadores durante esta sesión tan concurrida fueron los Dres. Ganguly, Mailankidy y Ailawadhi. Si se observa una gran diferencia en la atención médica entre las poblaciones, existe disparidad. Las disparidades en la atención del mieloma que se discutieron durante esta sesión incluyeron las basadas en la ubicación geográfica, el acceso global y la raza.

Durante la última década, se han aprobado varias opciones nuevas de tratamiento para el mieloma y muchas otras terapias novedosas y prometedoras están en ensayos clínicos. Las tasas de supervivencia general continúan mejorando para las personas con diagnóstico de mieloma múltiple. Desafortunadamente, los datos muestran que no todos los pacientes se benefician de las mejores opciones de tratamiento.

La primera conferencia del Dr. Ganguly, representante de la Universidad de Kansas, se centró en las disparidades en la atención del mieloma en las zonas rurales de América del Norte. El Dr. Ganguly señaló que el acceso universal a la atención médica de calidad sigue siendo un problema en los Estados Unidos. En las zonas rurales del país existen disparidades como el poco uso de los exámenes de detección de cáncer, la menor probabilidad de recibir una terapia apropiada según las pautas y el limitado acceso a ensayos clínicos. En un estudio realizado por Elsayed et al, solo 1/3 de los pacientes de las zonas rurales de Nuevo México recibieron información sobre la opción del trasplante autólogo de células madre (TACP) y solo el 18.5% de los pacientes recibió un TACP, que es mucho más bajo que el promedio nacional. El Dr. Ganguly afirmó que se necesita un mayor conocimiento y datos de apoyo para tratar esta problemática. El Dr. Ganguly aplaudió al NCI y a la ASCO por Atendiendo el Mieloma: un programa de Enfoque de Think Tank para abordar las disparidades.

El Dr. Mailankody del Memorial Sloan Kettering Cancer Center habló sobre las desigualdades globales en el abordaje del mieloma. Señaló que la incidencia de mieloma y MGUS es dos veces mayor en los afroamericanos y que la prevalencia de MGUS fue similar en Ghana y en la población afroamericana, lo que sugiere una susceptibilidad genética compartida. El acceso a patólogos, radioterapia y oncólogos médicos en el África subsahariana es alarmante, de 10 a 100 veces más deficiente en comparación con los EE. UU. Ocho países no tenían oncólogos capacitados y 27 países tenían 1 oncólogo que atiende a 1000 o más pacientes con cáncer. También hay disparidades en el acceso global a las terapias contra el cáncer. Ver la tabla que se muestra más abajo. El Dr. Mailankody también señaló que la aprobación no es igual al acceso. La pobreza y la falta de cobertura de seguro limita el acceso.

La conferencia final en esta sesión fue impartida por el Dr. Ailawadhi de la Clínica Mayo, en Jacksonville. Discutió las disparidades raciales en la atención del mieloma. Señaló que los afroamericanos generalmente reciben diagnóstico a una edad más temprana y  tienen más complicaciones relacionadas con el mieloma. Los afroamericanos tienen una menor incidencia de mutaciones de alto riesgo, sin embargo, esto no se traduce en un aumento significativo en la supervivencia general. Los datos también muestran que hay diferencias raciales en el uso del trasplante de células madre. Los afroamericanos tienen menos probabilidades de recibir un trasplante de células madre, incluso después de considerar la edad, el estado socioeconómico, el proveedor de seguros y el puntaje de comorbilidad. Además, los afroamericanos fueron referidos significativamente más tarde en el curso de su enfermedad que los caucásicos. También hay una menor representación de afroamericanos en los ensayos clínicos. El Dr. Ailwadhi nos dejó con la pregunta “¿Cómo podemos traducir la comprensión de los factores que ocasionan las disparidades raciales para generar soluciones que puedan mitigarlos?”

Todos los presentadores esperaban que la investigación y la comprensión de las disparidades en la atención del los pacientes con mieloma conduzcan a soluciones que puedan implementarse en un futuro cercano.