Posts

Patient Power: El mantener una buena alimentación cuando no le apetece comer

Por Erika Johnson

Julie Lanford, MPH, RD, CSO, LDN, también conocida como “la nutricionista del cáncer”, es una especialista certificada en nutrición oncológica y dietista-nutricionista registrada. Ha sido una dietista certificada por más de 10 años, la mayoría de los cuales se ha enfocado en trabajar con pacientes que padecen cáncer. Recientemente Julie habló sobre este tema para Patient Power y dio consejos para saber qué comer cuando hay falta de apetito.

Muchos pacientes con cáncer se enfrentan a un déficit nutricional debido a la falta de apetito o a los problemas digestivos. ¿Por qué ocurren los problemas digestivos? ¿Qué efectos secundarios se deben tener en cuenta?

Esta es la premisa principal: si no se obtienen suficientes nutrientes, el cuerpo se verá seriamente afectado. Los daños pueden incluir la pérdida de peso involuntaria, que es ocasionada principalmente porque los pacientes no tienen ganas de comer.

Por lo general, el peso perdido durante el tratamiento es principalmente masa muscular, lo cual es una preocupación porque el músculo provee energía y apoyo al sistema inmunológico. Esos efectos biológicos pueden causar debilidad y fatiga, además pueden hacer que la recuperación de las enfermedades sea más lenta.

Julie dio algunos consejos a quienes están luchando con la falta de apetito:

  • Entender que comer algo es mejor que no comer nada. Por ejemplo, si un paciente está muy preocupado por la calidad de los alimentos en su dieta (es decir, muchas frutas y verduras, grasas saludables, etc.) y luego pierde el apetito, está bien permitirse comer alimentos que por lo general no comería, como merengadaso granos blancos.

  • Si no le apetece comer, beber algo puede ser una opción. Hay muchas bebidas de suplementos nutricionales diferentes, ya sean las grandes marcas como Boost o Ensureuotrasmarcas comerciales, e incluso hacerlas en casa. La idea es consumir calorías y proteínas adicionales.

  • Optimice las comidas y los bocadillos para obtener alimentos con mayor contenido de grasa y calorías. Por ejemplo, si le provocan galletas, puede agregarles mantequilla de maní, queso, aguacate o cualquier otra cosa con calorías adicionales.

  • Pruebe Benecalorie de Nestlé, que añade calorías y proteínas adicionales a alimentos como los huevos, las sopas, las papas o la avena. Puede pedirlo aquí a través de Amazon.

  • Coma en un horario regular para evitar pasar demasiadas horas sin comer. Julie les dice a sus pacientes siempre que coman a la hora de levantarse por la mañana. A veces puede ser necesario que los cuidadores recuerden a sus seres queridos si han pasado 2 o 3 horas desde la última vez que comieron o bebieron algo.

  • Consuma alimentos variados. Intente merendar incluyendo alimentos de 2 o 3 de los grupos de alimentos (es decir, una manzana con mantequilla de maní).

  • No necesita contar las calorías. Sólo coma cada 2 horas y elija algo que le apetezca. Coma lo suficiente, intente sentirse lleno y vuelva a comer en unas pocas horas.

  • ¡Mantente hidratado! La falta de líquidos y la deshidratación pueden afectar negativamente en muchos aspectos. Establezca una alarma telefónica para beber agua/líquidos si es necesario.

  • Hable con su equipo médico si tiene problemas para digerir los alimentos, si presenta estreñimiento o diarrea.

  • Consulte a un nutricionista especializado en oncología si los problemas persisten.

Julie tiene un canal en YouTube llamado “Cancer Dietitian” (La nutricionista del Cáncer) con recetas para suplementos nutricionales, helados, pudines, merengadas, etc. También tiene una página web cancerdietitian.com para publicar la información más actual sobre la nutrición oncológica. 

Para ver el video o leer la entrevista completa, haga clic aquí.