Posts

Ensayo Clínico: Reducción del insomnio en los sobrevivientes de cáncer con la práctica de yoga vs educación para la salud y terapia cognitivo-conductual

Por Erika Johnson

¿Cómo pueden dormir mejor los pacientes que tienen mieloma y lidian con el cáncer cada día? Un nuevo estudio de fase III está comparando tres grupos que reciben: terapia basada en yoga, educación para la salud para los sobrevivientes y terapia cognitivo-conductual, con el fin de determinar cuál es más efectiva reduciendo el insomnio en éstos pacientes.

El insomnio puede describirse de varias formas, bien sea como una siesta excesivamente prolongada durante el día, dificultad para conciliar el sueño, dificultad para permanecer dormido o despertarse antes de lo deseado. El insomnio puede aumentar la fatiga, alterar la función física, afectar la función inmunológica, causar que se interrumpan los ritmos circadianos (conocido también como reloj biológico) y disminuir la calidad de vida. El yoga puede mejorar los ritmos circadianos, la función física e inmune y mejorar el insomnio y la calidad del sueño en los sobrevivientes de cáncer. Todavía no se sabe si el yoga es más eficaz para tratar el insomnio que un programa de educación para la salud o un programa de terapia cognitivo-conductual.

El ensayo determinará si el yoga para los sobrevivientes de cáncer (YOCAS, por sus siglas en inglés) es eficaz para mejorar el insomnio reportado por el paciente (Índice de gravedad del insomnio) en comparación con la terapia cognitivo-conductual para el insomnio (TCC-I) y un control de educación para la salud inmediatamente después de la intervención.

Los pacientes serán asignados al azar en 1 de 3 grupos.

  • GRUPO I: los pacientes se someten a la intervención del YOCAS, que incluye 18 posturas físicas específicas y ejercicios de atención plena centrados en la respiración y la meditación y se reúnen con el instructor de yoga más de 75 minutos 2 veces a la semana durante 4 semanas.
  • GRUPO II: los pacientes se someten a una intervención de TCC-I que comprende educación sobre el sueño, higiene del sueño, restricción del sueño, control de estímulos, terapia cognitiva y prevención de recaídas, brindada por un profesional de la salud más de 90 minutos una vez a la semana durante 8 semanas.
  • GRUPO III: los pacientes asisten a sesiones de educación para la salud para sobrevivientes de más de 75 minutos, 2 veces a la semana durante 4 semanas, según las recomendaciones educativas para la supervivencia de cáncer de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, que brinda un educador de salud de la comunidad. Los pacientes también reciben un folleto titulado “Próximos pasos para la supervivencia del cáncer para los pacientes y sus familiares”.

Una vez finalizado el estudio a los pacientes se les realiza un seguimiento a los 3 y 6 meses.

Este estudio actualmente está reclutando a 630 sobrevivientes de cáncer mayores de 18 años. Los requerimientos son: un diagnóstico confirmado de cáncer; haber recibido quimioterapia, radioterapia o cirugía; haber completado toda la quimioterapia, cirugía o radioterapia en los últimos 2 a 60 meses; cumplir con los criterios del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM)-V para el insomnio y puntuación > ó = 10 en el Índice de gravedad del insomnio; ser capaz de leer/entender inglés y ser capaz de proporcionar un consentimiento informado por escrito.

Este ensayo excluye a cualquier persona que no pueda practicar yoga (según las sugerencias de su médico), haber practicado yoga más de 1 día a la semana 3 meses antes de la inscripción en el estudio; haber planeando comenzar a practicar yoga por su cuenta durante el tiempo que estén inscritos en el estudio; tener un diagnóstico confirmado de apnea del sueño o síndrome de las piernas inquietas; estar recibiendo cualquier forma de tratamiento para el cáncer, con excepción de la terapia hormonal o biológica o tener cáncer metastásico.

Para obtener más información sobre este estudio (que se encuentra en 16 localidades en todo el país), visite el sitio web.