Posts

La lenalidomida puede retrasar el daño óseo y de órganos en pacientes con mieloma latente

Por Jenny Ahlstrom

En el estudio más grande sobre pacientes con mieloma latente llevado a cabo en 13 importantes centros de salud para el mieloma, se descubrió que la lenalidomida retrasa la progresión de la enfermedad y ayuda a prevenir el daño óseo y el daño a órganos vitales. El estudio fue dirigido por el Eastern Cooperative Oncology Group y financiado por el National Cancer Institute.

El estudio incluyó a 182 pacientes con mieloma latente de riesgo intermedio o alto (entre 2013-2017) que se dividieron en dos grupos:

  • 90 pacientes recibieron 25 mg de lenalidomida
  • 90 pacientes fueron observados sin terapia

 

El seguimiento se realizó durante 35 meses. La supervivencia libre de progresión (SLP) se analizó entre los años 1-3 pero este periodo fue demasiado corto para evaluar la supervivencia global.

 

Con Lenalidomida Sin Tratamiento
SLP 1 AÑO 98% 89%
SLP 2 AÑOS 93% 76%
SLP  3 AÑOS 91% 66%

 

Se reportaron seis muertes: dos en el grupo con lenalidomida y cuatro en el grupo de observación. Los autores del estudio señalaron:

“Nuestros datos, junto con los resultados del ensayo español, respaldan la terapia temprana como la nueva pauta de atención en el MML de alto riesgo sobre la base de un claro beneficio clínico en la prevención de daño en órganos vitales, demostrado en dos ensayos aleatorios independientes”.

Concluyen que los pacientes con mieloma latente de alto riesgo según los criterios de la clínica Mayo de 2018 (recientemente validados por el International Myeloma Working Group) obtuvieron un  mayor beneficio de la terapia temprana y son el único grupo para el que recomendaron una intervención temprana con lenalidomida o lenalidomida más dexametasona.

Las estrategias de tratamiento “curativo” también se están evaluando para pacientes con mieloma latente de alto riesgo. Tal estudio es el ECOG-ACRIN, que compara daratumumab, lenalidomida y dexametasona (con un propósito curativo) versus lenalidomida más dexametasona (con un propósito preventivo). Los resultados futuros de este estudio se pueden comparar con el estudio actual y proporcionarán claridad sobre la mejor estrategia a largo plazo para el mieloma latente de alto riesgo. Mientras esperamos esos resultados, el autor principal del estudio, Vincent Rajkumar, especialista de la Clínica Mayo ha expresado:

“El tratamiento temprano con lenalidomida retrasa la progresión a mieloma sintomático y puede prevenir el daño a los órganos que ocurre en el mieloma múltiple”.