Posts

Las bacterias intestinales y su relación con la respuesta al tratamiento del mieloma múltiple

Por Jenny Ahlstrom

Los niveles de células residuales de mieloma después del tratamiento pueden estar relacionados con las bacterias intestinales, según investigadores del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering.

Se han realizado importantes investigaciones sobre el mieloma que vincula los niveles mínimos de la enfermedad, después de la primera línea de tratamiento, con los resultados a largo plazo. Las pruebas más novedosas y sensibles se denominan pruebas de enfermedad mínima residual y pueden detectar niveles muy bajos de células de mieloma, como una sola célula en un millón de células de muestra. Los pacientes con EMR negativa después de su primera línea de terapia generalmente tienen mejores resultados a largo plazo que los pacientes con EMR positiva.

Para el estudio, los investigadores del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering tomaron muestras fecales de 34 pacientes con mieloma múltiple después de la terapia de inducción y luego realizaron una prueba de EMR (usando citometría de flujo).

Descubrieron que los pacientes con EMR negativa (16 pacientes) tenían una mayor cantidad de Eubacterium hallii que los 18 pacientes con EMR positiva. No hubo diferencias en la diversidad de la microbiota entre los pacientes con EMR negativa o positiva. Tampoco hubo diferencias en la diversidad microbiana y el historial de trasplante de células madre o el tipo de mieloma (como IgG kappa, IgA Lambda, etc.)

Los autores del estudio encontraron que un segundo microorganismo llamado F prausnitzii también puede estar asociado con el estado de EMR después del tratamiento inicial para el mieloma múltiple.

La microbiota intestinal se ha estudiado parcialmente en el desarrollo de ciertos tipos de cáncer, la respuesta al tratamiento y la toxicidad relacionada con el tratamiento. Por ejemplo, se ha descubierto que la microbiota de ratón (y humana) Prevotella heparinolytica, promueve la progresión del mieloma múltiple a través de la interleucina-17 en un modelo de laboratorio. En humanos, Eubacterium se ha asociado con un riesgo reducido de recaída del mieloma después de un alotrasplante (donante). Pero los estudios que analizan la relación entre la microbiota, el tratamiento y/o la toxicidad en el mieloma aún no han finalizado.

Este es uno de los primeros estudios que aborda la conexión entre las bacterias intestinales y los resultados después del tratamiento del mieloma.

Según el investigador principal y autor del estudio, Alexander Lesokhin, especialista del Memorial Sloan Kettering:

“Los microorganismos con los que coexistimos afectan muchos aspectos de nuestra salud. Es emocionante estudiar cómo éstos  pueden alterar la historia natural del mieloma cuando las personas son estudiadas o tratadas “.

Importancia de los niveles de las cadenas ligeras en los pacientes con mieloma múltiple

Por Jenny Ahlstrom

Uno de los marcadores clave que los médicos y pacientes monitorean en el mieloma son los niveles de cadena ligera. ¿Qué son las cadenas ligeras? Una parte importante de nuestro sistema inmune son nuestras inmunoglobulinas, células inmunes que combaten las enfermedades. Cada una de estas inmunoglobulinas tiene una cadena ligera (como kappa o lambda) y una cadena pesada (como IgG, IgA, IgM, etc.).

Dentro de los marcadores clave a los que los especialistas del mieloma prestan mucha atención están: 1) la cadena ligera involucrada en cada tipo de mieloma (kappa o lambda) y 2) el índice de cadenas ligeras kappa/lambda. En pacientes con mieloma, dichos valores son anormales por lo general. Estos valores e índices se usan con mucha frecuencia para monitorear la actividad de la enfermedad, la respuesta al tratamiento y determinar el pronóstico. Proporcionan pistas importantes a los médicos para ayudar a adaptar los protocolos de tratamiento.

En un artículo reciente, investigadores del Hospital de la Southwest Medical University en Sichuan, China, querían estudiar el índice entre los niveles de las cadenas ligeras y el impacto que tiene en el comportamiento de la enfermedad. En el mieloma, algunos pacientes pueden vivir más de una década, mientras que otros con enfermedades más agresivas pueden vivir solo meses o pocos años. Los investigadores querían determinar si la agresividad del mieloma o la respuesta al tratamiento podían predecirse en función de los niveles de la cadena ligera, según la literatura médica disponible en las bases de datos electrónicas (como Pubmed, Science Direct, Ovid y Wiley).

Los resultados mostraron un consenso general con algunas excepciones.

Cadenas ligeras extremadamente altas al momento del diagnóstico

Para evaluar la importancia de los valores basales al momento diagnóstico, los investigadores observaron que los pacientes que tenían cadenas ligeras libres en suero (CLLs) muy altas, por encima de 1000 mg/dL, tenían un peor pronóstico de supervivencia general.

  • 15 pacientes inscritos en un estudio tenían CLLs mayor de 1000 mg/dL. La mediana de edad fue de 60.81 y la mediana de supervivencia fue de 1.85 años. Nueve de estos pacientes recibieron un autotrasplante, con una mediana de supervivencia de 2.44 años.
  • Los resultados de la prueba de cadena ligera libre en sangre (suero) fueron más precisos que las pruebas de cadena ligera libre en orina.
  • Los investigadores encontraron que un estudio que evaluó a 24 pacientes arrojó como resultado que las cadenas ligeras libres en suero basales no eran un predictor de recurrencia. (Tate et al.)

Niveles Altos de Cadenas Ligeras después del tratamiento

Numerosos estudios han demostrado que la respuesta al tratamiento del mieloma se pueden evaluar a través de los niveles de la cadena ligera libre en suero.

  • En un estudio con 493 pacientes británicos diagnosticados con mieloma múltiple, se evaluó el CLLs para 17 de estos pacientes y se concluyó que los niveles de CLLs eran mejor indicativo de la respuesta a la terapia que el número de inmunoglobulina involucrado (como los niveles de IgG, IgA, etc.)
  • Otro estudio de 36 pacientes con mieloma midió los niveles de CLLs después de la quimioterapia. Los pacientes que comenzaron con un valor basal de >75 mg/dL disminuyeron sus niveles de cadena ligera 1/5 después del tratamiento. Los pacientes con una respuesta parcial (RP) mostraron una disminución de la cadena ligera del 23.6%. Los pacientes con una respuesta parcial muy buena mostraron una disminución de la cadena ligera de 52.3%. El estudio concluyó que la reducción temprana de los valores de la cadena ligera libre fue útil para evaluar la respuesta a la quimioterapia.
  • Otro estudio mostró que los valores de cadenas ligeras libres de más de 100 mg/L después del tratamiento representaban una baja supervivencia general y un mal progreso.
  • Un estudio de 38 pacientes en Tailandia mostró que la supervivencia general dependía principalmente de la respuesta después del primer ciclo de quimioterapia. Los pacientes que tuvieron una reducción de más del 50% en los niveles de CLLs tuvieron un 88% de supervivencia a los dos años. Los pacientes que tuvieron una reducción de menos del 50% en los niveles de CLLs tuvieron una supervivencia a los dos años del 53.1%.

La importancia de los valores normales del índice Kappa/Lambda

El índice kappa/lambda también puede predecir la supervivencia y la progresión de la enfermedad.

  • En un estudio de 126 pacientes con mieloma después del tratamiento, 34 pacientes mostraron una respuesta completa, 37 una respuesta parcial muy buena, 39 una respuesta parcial y 16 exhibieron un patrón de enfermedad sin cambios luego de 28 meses de seguimiento. 52 pacientes tenían índices kappa/lambda normales (supervivencia a los 3 años del 94%) en comparación con pacientes con índices anormales (supervivencia a los 3 años del 48%).
  • En otro estudio, se inscribieron 94 pacientes griegos con mieloma y se calculó su índice de CLLs . Según los resultados finales, los pacientes en el grupo con un índice “bajo” tuvieron una supervivencia a los tres años (94%) y una supervivencia a los cinco años (82%). Los pacientes en el grupo con un índice “alto” tenían una supervivencia a los tres años (58%) y una supervivencia a los cinco años (30%). Se dedujo que la proporción de cadenas ligeras libres en suero es un marcador independiente de pronóstico.
  • Un estudio de los Estados Unidos de 586 pacientes con mieloma latente (Larsen) mostró que un índice de CLLs muy alto indica una progresión inminente de la enfermedad. El riesgo de progresión en pacientes con una relación CLLs de 100 o más fue del 72% en los primeros dos años. Se determinó que los pacientes con un índice CLLs de 100 o más tenían un alto riesgo de progresión y estos pacientes requieren tratamiento inmediato.
  • En otro estudio italiano de 150 pacientes con mieloma, los pacientes se dividieron en tres grupos en función del índice CLLs, grupo 1: normal, grupo 2: ligeramente elevado (<100) y muy elevado (> 100). La supervivencia libre de progresión fue del 72% para el grupo con valores normales, 61% para el grupo con valores ligeramente elevados y 41% para el grupo con valores muy altos. Los pacientes que tuvieron un índice CLLs normal tuvieron una supervivencia general mayor y sin progresión.
  • Un estudio español (López-Anglada et al.) de 819 pacientes concluyó que un índice de CLLs muy alto no se relacionaba significativamente con la progresión. Se propuso que la normalización del índice CLLs no indicaba una respuesta superior entre los pacientes que alcanzaron una respuesta completa.
  • En general, las cadenas ligeras libres en suero muy altas indican enfermedad refractaria, mientras que la elevación mínima al inicio y la normalización después de la quimioterapia se considera un signo favorable. Del mismo modo, los índices CLLs muy altos indican una mala respuesta, mientras que la efectividad de la quimioterapia se reflejó en la normalización de estos índices.

Comparar los valores y los índices de su cadena ligera al momento del diagnóstico y después del tratamiento puede ser una forma efectiva de evaluar qué tan bien está respondiendo a su tratamiento.

Para realizar un seguimiento de sus niveles de cadena ligera utilizando una herramienta en línea, únase a HealthTree.org.

 

 

Pacientes, asociaciones y educación en el mieloma

Por Bonnie Falbo

Como esposa de un paciente con mieloma y ​​como nueva mentora o Coach de mieloma para Myeloma Crowd, tuve el honor de asistir al Congreso Inaugural de Trastornos de las Células Plasmáticas de Charlotte, organizado por el Instituto del Cáncer Levine del 9 al 11 de agosto de 2019.

Dirigido principalmente a los proveedores locales de atención médica que tratan a pacientes con mieloma, se alentó a los mentores de mieloma y otros defensores de pacientes a asistir. Como dijo el Dr. Saad Usmani, organizador del Congreso:

“Se trata de promover la asociación entre médicos y pacientes”.

Esta fue una experiencia nueva y diferente para mí, o para cualquier paciente o cuidador. Tuve la oportunidad de escuchar presentaciones de expertos estadounidenses y europeos, incluyendo el Dr. Robert Kyle de la Clínica Mayo, considerado por todos los especialistas en mieloma como el padre en la materia. Él representa la pasión, la devoción y los incansables esfuerzos de los especialistas en mieloma. Esta reunión tuvo una agenda diseñada para despejar las dudas de la comunidad de oncólogos sobre éste complejo tipo de cáncer. También se expusieron los caminos hacia una cura.

Este deseo de los médicos de asociarse y relacionarse con los pacientes y cuidadores que estén bien informados sobre la materia, es un cambio drástico de paradigma desde las raíces paternalistas de la relación médico/paciente. Ofrece a quienes vivimos con esta enfermedad, bien sea como pacientes, familiares o cuidadores, de escuchar, hacer preguntas y expresar lo que es importante para nosotros. Como defensores de los pacientes, nos comprometemos a compartir lo que aprendemos y a ofrecer apoyo. Como Coaches de Mieloma, nos ofrecemos como voluntarios para escuchar y ayudarlo a encontrar y utilizar los recursos para que pueda tener una mejor atención en su enfermedad.

El mieloma es un tipo de cáncer en el que el progreso se da de manera exponencial. El futuro está lleno de esperanza. Sin embargo, hay muchas preguntas de investigación sin respuesta y el camino hacia los tratamientos curativos sigue siendo diferente para cada paciente.

El mieloma tiene muchos subtipos y se vuelven cada vez más a medida que existe una mayor comprensión de la enfermedad y de sus características únicas. Un buen médico presentará una variedad de opciones de tratamiento para ayudar a los pacientes a decidir qué es lo mejor para cada uno de ellos.

Una comprensión básica del proceso de la enfermedad y la capacidad de hacer preguntas es esencial. No se trata de tener todas las respuestas, sino de tener la capacidad de tomar decisiones que involucren su calidad de vida, valores y estilo de vida.

La comunidad del mieloma es poderosa y ofrece múltiples oportunidades para aprender, compartir y obtener apoyo. Varias organizaciones de mieloma ofrecen conferencias durante todo el año, las cuales incluyen oportunidades para conversar con expertos en el tema y para conocer a otros pacientes con mieloma y a sus familias. En éstas hay una tremenda energía positiva y se anima a todos los que viven con esta enfermedad a que intenten asistir al menos a una de éstas conferencias. Asistí a una mesa redonda sobre el mieloma y espero volver a hacerlo pronto.

También hay grupos de apoyo y oportunidades de coaching personal disponibles a través del programa Myeloma Coaching. Si se pregunta qué es el coaching, es una asociación enfocada sus necesidades. Un coach o mentor te escucha, estando totalmente presente allí para tí, sin juzgar. El asesoramiento puede llevarse a cabo en persona, por teléfono o por internet. Tú también puedes ser un Coach de Mieloma. (regístrese para convertirse en un coach de mieloma o encuentre uno en www.myelomacoach.org)

No tienes que afrontar este camino solo. Hay muchos de nosotros que estamos aquí para ayudarte si lo necesitas. De eso se trata el programa Myeloma Coach.

Interesante investigación en fase temprana sobre el mieloma múltiple

Por Paul Kleutghen

Siempre hemos preferimos centrarnos en el desarrollo de las investigaciones en su fase final, ya que nos dan algo que esperar en términos de alternativas de tratamiento que pueden estar disponibles para nosotros a “corto plazo”. Sin embargo, eso no significa que debamos ignorar los resultados de las investigaciones en su fase temprana. Los tratamientos y las combinaciones de tratamiento más novedosas ya están extendiendo la vida de todos los pacientes con mieloma múltiple, por lo que podríamos comenzar a planificar a largo plazo. En las últimas semanas se han publicado varios artículos interesantes relacionados con investigaciones en sus primeras etapas que merecen mención y seguimiento.

Células madre mesenquimales encapsuladas individualmente

La publicación más reciente de Actas de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, presentó una investigación realizada en el Instituto Wyss de la Universidad de Harvard, titulada “Microencapsulación programable para incrementar la supervivencia e inmunomodulación de células madre mesenquimales“. Un buen resumen de este trabajo fue publicado en la revista electrónica Genetic Engineering & Biotechnology News.

Los autores describen: ‘todo lo bueno viene en empaques pequeños y las células madre terapéuticas no son la excepción. Parecen ser más efectivas si se encuentran envueltas individualmente, encapsuladas en los llamados microgeles, en lugar de depositarse en conjunto. La principal ventaja de las células madre encapsuladas individualmente es que se mantienen más frescas durante mayor tiempo. Es decir, están protegidas del ataque inmune y se eliminan más lentamente del cuerpo. En consecuencia, prometen mejorar las terapias basadas en células, que a menudo fallan debido al rechazo del sistema inmunitario del paciente o la enfermedad de injerto contra huésped”.

Las células madre se encapsularon individualmente en un microgel. El equipo del Instituto Wyss cree que, hasta donde tienen conocimiento, su programa de investigación es el primero en encapsular células individualmente para mejorar las terapias celulares con infusión intravenosa. La investigación, hasta ahora, se ha realizado en varias clases de ratones (típico del desarrollo en etapas tempranas). El mayor éxito fue la infusión en ratones con médula ósea trasplantada, la mitad de la cual era “compatible con el sistema inmunitario” y la otra mitad era “alogénica”, siendo ésto un “desajuste inmunitario”. Los resultados después de nueve días mostraron que los ratones con las células madre encapsuladas mostraron el doble de la fracción de alo-células en su médula ósea, en comparación con los ratones que habían sido infundidos con células madre “descubiertas”. El injerto de las células madre encapsuladas también fue mayor de lo que se observó en los ratones infundidos con células madre “descubiertas”.

Dentro de unos años podremos ver la aplicación de esta nueva tecnología en la práctica clínica, pero debemos estar atentos a los desarrollos futuros de esta innovación.

Comprender qué impulsa la eficacia de los anticuerpos monoclonales anti CD-137

Una publicación reciente de Journal of Clinical Insight presentó los resultados de los estudios preclínicos de mAb (anticuerpos monoclonales) anti CD-137 en modelos de ratones con mieloma. Ya estamos familiarizados con varios fármacos de anticuerpos monoclonales que se usan activamente en el tratamiento del mieloma reincidente/refractario: por ejemplo, Darzalex (un ABm dirigido a CD-38) y Empliciti (mAB anti SLAM7). Las proteínas objetivo de estos anticuerpos monoclonales se encuentran en la superficie de las células de mieloma y ejercen su efecto anticancerígeno utilizando diferentes mecanismos. La inmunoterapia anti-CD 137 requiere la presencia de las células T CD8+ y las células natural killer. Lo más probable es que, a estas alturas, hayas perdido el interés para continuar leyendo esto. Así que, permítanme ir directamente al grano:

  • El Anti CD-137 NO es un candidato efectivo cuando se usa por sí solo en el tratamiento del mieloma reincidente/refractario;
  • Pero, es un fármaco efectivo cuando se usa en terapia de consolidación después de que la carga de la enfermedad se haya reducido, ya sea por la administración de ciclofosfamida o melfalan. Actualmente se están probando dos productos anti-CD 137 en humanos: urelumab (BMS-663513) y utomilumab (PF-05082566). Los autores comentan:

Aún deben definirse las dosis de toxicidad aceptables para el urelumab, ya que este mAb  ha causado daño hepático severo a dosis altas (16). Por el contrario, solo se observaron toxicidades leves con utomilumab (1718). … Por lo tanto, los mAbs anti-CD137 son prometedores para el tratamiento de una amplia gama de tumores malignos, incluido el MM, para los cuales el urelumab ahora se está evaluando en combinación con elotuzumab (NCT02252263).”

La importancia de la investigación mencionada en el artículo es que no sólo ha desentrañado el mecanismo de acción de esta clase de compuestos anti-mieloma, sino que también ha precisado cuándo exactamente se tendrán los mejores resultados para el paciente. Es esta comprensión adicional es importante que se conozca cuando se habla del término “medicina de precisión”.

Patient Power: ¿Están los expertos en mieloma redefiniendo lo que significa “alto riesgo” en pacientes adultos mayores?

Por Erika Johnson

La Dra. Tanya Wildes, experta en mieloma de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, tuvo una participación en la reciente conferencia de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés) en Chicago y su intervención se enfocó en cómo abordar una nueva definición de “alto riesgo” para pacientes adultos mayores con mieloma múltiple.

Tradicionalmente, el riesgo estándar y el riesgo más alto se definen por algunos factores, incluido el Sistema Internacional de Estadificación (ISS, por sus siglas en inglés), las anomalías cromosómicas y la combinación de estos dos factores con el nivel de lactato deshidrogenasa (LDH) o con técnicas tecnologías más recientes como las expresiones genéticas.

Por lo general, la definición de mieloma múltiple de alto riesgo se basa en los hallazgos clínicos de la enfermedad.

Sin embargo, la Dra. Charlotte Pawlyn (Reino Unido) ha investigado el tema y llegado a la conclusión de que, al observar los datos a lo largo de la vida de los pacientes, el impacto relativo o la importancia de las anomalías cromosómicas tiende a disminuir, mientras que los factores “basados en el paciente” tienden a aumentar con la edad.

¿Cuáles son estos factores “basados en el paciente”? Dentro de este grupo se podrían incluir condiciones como la diabetes, fallos en la función renal, problemas cardíacos o niveles de actividad física. Estos factores podrían estar relacionados con el mieloma, pero también podrían atribuirse a las comorbilidades de la vejez (otras afecciones crónicas independientes).

Por tal motivo, la Dra. Wildes confrontó a la audiencia de la ASCO y a todos nosotros con lo siguiente: hay que considerar replantear los factores que definen la enfermedad de alto riesgo, para abarcar no sólo los factores específicos de la enfermedad, sino también caracterizar las vulnerabilidades asociadas al envejecimiento, las cuales están presentes en las personas mayores que son pacientes con mieloma.

Así que se podría plantear la siguiente interrogante, ¿el paciente es realmente de alto riesgo o solo necesita ayuda para lidiar con otros aspectos de su salud para que pueda vivir durante más tiempo?

Puede ver el video completo aquí.

Nuevo estudio ayuda a los investigadores a determinar qué pacientes con MGUS pueden llegar a desarrollar mieloma múltiple

Por Erika Johnson

Investigadores del Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSK) publicaron los resultados de un estudio en los que se refleja que las personas con riesgo bajo o intermedio de gammapatía monoclonal de significado incierto (MGUS, por sus siglas en inglés) pueden evolucionar a MGUS de alto riesgo y progresivamente a mieloma múltiple dentro una periodo ventana de cinco años. Esta investigación respalda clínicamente las recomendaciones de realizar análisis de sangre anuales para todas las personas diagnosticadas con MGUS, junto con reevaluaciones del estado de riesgo clínico de un paciente.

El equipo de investigación planteó la hipótesis de que los cambios en los marcadores inmunes del suero a lo largo del tiempo predecían la progresión de MGUS a mieloma múltiple. Diseñaron el primer estudio prospectivo con muestras de sangre en serie para investigar los marcadores inmunes en sangre asociados con la progresión de MGUS a mieloma múltiple. Actualmente, según los estudios retrospectivos existentes, el riesgo de mieloma múltiple se determina cuando se diagnostica MGUS. Este estudio muestra que el riesgo puede evolucionar y la enfermedad de bajo riesgo puede progresar a una de riesgo alto y posteriormente a mieloma múltiple.

A través de una colaboración con el Instituto Nacional del Cancer y su estudio de detección de cáncer de próstata, pulmón, colorrectal y ovario (NCI-PLCO), el estudio prospectivo logró reunir a 77.469 personas, entre 55 y 74 años de edad, que no tenían cáncer al momento de la inscripción. Mediante la recolección de suero, los investigadores identificaron a todos los sujetos que desarrollaron mieloma y de los cuales se habían almacenado muestras anteriores. Estudiaron los cambios en los marcadores inmunes del suero año tras año. Los participantes del estudio donaron muestras de sangre anualmente durante 19 años (de 1992 a 2011). Todas las muestras fueron almacenadas en el Instituto Nacional del Cáncer. Los investigadores obtuvieron todas las muestras de suero disponibles, almacenadas en serie, para todos estos individuos (3.266 muestras en total) y realizaron un análisis transversal y longitudinal de los marcadores de suero en relación con la progresión. Los investigadores también examinaron a más de 6.000 personas sin mieloma para definir los casos de MGUS.

Los investigadores determinaron que las categorías de riesgo clínico pueden cambiar con el tiempo antes del diagnóstico de mieloma múltiple. Las personas con MGUS de riesgo bajo/intermedio pueden llegar a tener MGUS de alto riesgo y progresar a mieloma múltiple en cinco años. Se encontró el mismo resultado en MGUS de cadena ligera (caracterizada por ausencia de proteína M). Estos resultados respaldan la necesidad de análisis de sangre anuales y la evaluación de riesgos para todas las personas con MGUS o MGUS de cadena ligera. El co-director del estudio Dr. C. Ola Landgren comentó:

“Este estudio basado en muestras recolectadas prospectivamente, nos ayuda a comprender mejor los hallazgos de los estudios retrospectivos previos. El riesgo anual de progresión de MGUS a mieloma múltiple previamente reportado era de 0.5% a 1%  y reflejaba el riesgo promedio entre todos los casos de MGUS, pero no era aplicable a pacientes específicos. En el estudio actual, encontramos que el riesgo de progresión no es constante. Nuestros datos indican que las personas con MGUS de riesgo bajo o intermedio pueden progresar a MGUS de alto riesgo y posteriormente a mieloma múltiple dentro de un periodo ventana de cinco años. Este hallazgo tiene relevancia clínica directa y respalda la necesidad de realizar análisis de sangre anuales para todas las personas diagnosticadas con MGUS o MGUS de cadena ligera y, lo que es más importante, una reevaluación anual del estado de riesgo clínico de un paciente “.

La Iniciativa para la Investigación de Myeloma Crowd está financiando el trabajo del Dr. David Chung, del MSKCC, para crear una evaluación del estado del sistema inmune. Puede obtener más información y apoyar esa investigación aquí.

Del artículo original en Newswise.

 

Cuidadores: ¿Cómo ayudo a mi paciente con mieloma múltiple?

Por Erika Johnson

Como cuidador, colaborador, amigo o miembro de la familia, puede ser difícil saber exactamente cómo ayudar al paciente con mieloma. Su ser querido tiene la enfermedad, pero a veces puede sentir como si estuviera cargando el mismo peso. Incluso puede ser confuso descubrir qué tanto se puede ayudar.

No existe una fórmula mágica para afrontar un diagnóstico de cáncer, aunque eso haría mucho más fácil la cosas. Sin embargo, podemos ofrecer sugerencias de otros cuidadores sobre cómo ayudar a su paciente con mieloma. Claro está, recuerde que cada situación es diferente. Un paciente diferente, un cuidador diferente, una forma diferente de abordar el tratamiento y diferentes resultados. Pero estas son sugerencias que pueden aplicarse individualmente y con flexibilidad. Sobre todo, recuerde apoyar a su paciente y a sí mismo.

¡Escucha!

¡¡Escucha!! He mejorado en su cuidado escuchando sus quejas en lugar de tratar de debatirlas. –Jen M.

Le apoyo y animo a escuchar su cuerpo. Si tiene náuseas y cierta comida le parece apetitosa, hago esa comida. Si está cansado, dejo que duerma. Lo animo a que tome agua y salga a caminar conmigo.—Rosemary D.

Ayúdalos a ser independientes

Organicé un horario para los medicamentos, que también incluye espacios para que él registre su presión arterial, el pulso, la glucosa, etc. Esto le permite ser autosuficiente. Muchas veces pueden dejar de lado su cuidado personal.—Debbie S. G.

Precocinar y congelar platillos saludables cuando estoy fuera. Mi esposo, aunque es independiente en su cuidado personal, no tendría la energía para cocinar toda una comida.—Lisa M.

Lo dejé ser independiente. Incluso si eso significa que pierda las tomas de medicamentos o cancela las citas. Ahora sólo lo ayudo cuando él específicamente me lo pide. Solía ​​hacer todo: medicinas, citas, cocinar, limpiar, ¡todo! Se siente útil cuando puede hacerlo por sí mismo. —Tina C.

No me preocupo si necesitamos cancelar los planes porque no se siente bien o está demasiado cansado. Le doy pequeños quehaceres porque se siente culpable de no poder ayudarme en la casa. Le digo todos los días que lo amo y que lo necesito, y que estoy con él en todos sus altibajos.—Abril H.

Hacer todo lo que se pueda, de cualquier manera posible

Controlaba todas sus medicinas: recargas, clasificación y llenado semanal del contenedor, asegurándome de que las tomara. Hacía las compras y llevaba todo lo que le gustaban. Fui con él a las consultas para poder apoyarlo y hacer preguntas. Lo dejé descansar y no lo forcé a hacer cosas. Comprendí lo mal que se sentía y no lo juzgué. Mucha gente no entendió esto y luego se esforzó demasiado y terminó enfermo, dejándome cuidarlo. —Cindy B. W.

Permanece a su lado siempre. —David A

Estar organizado y preparado

Archivo todos sus resultados de laboratorio quincenales en una hoja de cálculo, lo que me ayuda a prepararme para el chequeo de los 3 meses y las conversaciones con el oncólogo. También es tranquilizador ver los números cada 2 semanas y saber que no tiene que preocuparse, que veremos (con suerte) que los cambios se producirán gradualmente, en lugar de sorprendernos con los grandes cambios más adelante. —Donna N.

Me mantengo informada leyendo en este y otros grupos. Soy capaz de explicarle los posibles efectos secundarios y la eficacia cuando se cambia a un nuevo medicamento. Me ha dicho muchas veces cuánto aprecia la sintonía que tengo con el mieloma múltiple.—Liz R.

¡No te estreses demasiado!

Simplemente seguimos adelante, toma sus medicamentos o no … come lo que le hace feliz (dentro de lo razonable) … 9 años después del diagnóstico con amiloidosis, todavía se mantiene dándolo todo. —Kathryn N.

No nos detenemos en la lucha. Está al acecho en el fondo de nuestras vidas y cuando surge, lo tratamos hasta que desaparece nuevamente, como un juego gigante de Whack-a-mole. Podemos llegar a tener una vida normal por un poco más de tiempo y eso es justo lo que necesitamos. —Patti A.

 Manténgase a su lado y aproveche lo mejor de cada momento

Controlo sus medicamentos y citas médicas. Nunca ha tenido que recibir un tratamiento de quimioterapia estando solo. Tuve que fallar 4 veces en un año, pero su hermana, papá e hija fueron con él. (A él le gusta el café allí, así que almorzamos mientras esperamos y recibía el tratamiento, lo que lo hace más llevadero) vamos al gimnasio e intentamos mantenernos activos mientras él está en plena respuesta y se mantiene lo más saludable posible.—Laurie S.

Lo dejé ser… aprendí que no puedo hacer todo. Es muy agotador. Creo que el tiempo nos ha dado perspectiva … han pasado más de 5 años desde sus trasplantes en tándem … no se puede seguir al mismo ritmo que al principio, cuando había quimioterapia, muchas consultas médicas y un montón de medicinas. No ha estado en quimioterapia por más de dos años. Sí, ha habido repercusiones desde ese momento, pero podemos lidiar con eso. Lo tomamos todo un día a la vez. Como alguien mencionó anteriormente, disfrutar de los días buenos y lidiar con los días no tan buenos. Hay que estar agradecido por tener otro día para seguir adelante. —Carolyn P.

Trato de mantener su ánimo en alto. Su naturaleza siempre ha sido ser pesimista y yo siempre he sido una optimista. Además de todas las otras cosas que hago, es mi trabajo #1 obligarlo a pararse de la cama para que salga de ese agujero negro y siga adelante a vivir lo que quede de vida, y no sólo estar sentado esperando la muerte.—Sheri H.

Nos hemos ajustado al nuevo horario y estamos de acuerdo en aprovechar al máximo sus días  buenos. También celebramos cada mes que sus resultados de laboratorio todavía están dentro del rango y salimos del hospital con un ánimo optimista, mientras regresamos a nuestra antigua vida normal por un día y muchas veces, más de un día. El positivismo juega un papel muy importante en nuestras vidas.—Judith L.

Cuídate tú también

Se trata de estar a su lado siempre y a la vez poder hacer cosas con amigos. —Jane B. B.

Aprende a manejar el estrés. Pero no lo compartas. Fácil de escribir. Difícil de hacer. Mi esposo tiene PCL y los médicos dijeron que tenía que dejar de trabajar. Tiene 55 años y somos dueños de nuestro negocio, empleando a 20 personas. Lo hemos hecho durante 20 años y dije: “Ya fue suficiente para tí. Ahora yo me encargo. Tu trabajo es enfocarte en tu salud. Mi trabajo es ayudarlo y dirigir nuestra empresa “. Tres meses después sigue siendo difícil, pero lo estoy ayudando mucho. Una alimentación sana, menos estrés y proporcionarle comodidad son las cosas que he hecho. Todo mientras sigo siendo optimista, positiva, sin llegar a casa estresada y tratando de cuidarme también. Es mucho con lo que lidiar. Encuentra tiempo para vivir, amar, reír y disfrutar. —Kati B.

El Dr. William Matsui desarrolla un nuevo programa de investigación sobre el mieloma múltiple en Austin, Texas

Por Greg Brozeit

“Algo muy resaltante que diferencia el enfoque aquí en Austin, en comparación con mi experiencia previa, es que la atención clínica se basa en un enfoque de ‘equipo de salud’–enfermeras, trabajadores sociales, nutricionistas, psicólogos, especialistas en fertilidad, asesores genéticos–para individualizar el tratamiento. Yo creo que hacemos un mejor trabajo al  tratar al paciente de forma integral, no solo tratar su enfermedad”. –Dr. William Matsui

Iniciar de 0 una importante facultad de medicina y un instituto contra el cáncer en ésta época es más raro que un avistamiento del cometa Halley. Hacerlo con la expectativa de convertirse en una institución de investigación y tratamiento de clase mundial en un futuro cercano, parece ser la encarnación misma de la ambición: “ve a lo grande o vete a casa”.

Así es como se hacen las cosas en Texas. ¡O eso nos dicen los tejanos!

Así que tiene sentido que los Institutos de Cáncer LIVESTRONG de la Facultad de Medicina Dell de la Universidad de Texas llamaran al Dr. William Matsui para ser su director adjunto y director del Programa de Malignidades Hematológicas. El Dr. Matsui, especialista en mieloma, estuvo 18 años en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, los últimos cuatro como director del programa de mieloma múltiple, realizando investigaciones innovadoras sobre células madre de mieloma y tratando pacientes.            

El desafío de dejar la escuela de medicina más antigua de los EE.UU. por la oportunidad de ser un arquitecto conceptual de la más nueva, fue irresistible para el Dr. Matsui. Es un desafío único, poco probable que vuelva a ocurrir en la historia del mundo contemporáneo.

La filosofía de la Facultad de Medicina Dell está en sintonía con la del especialista: “tienen un enfoque de tratamiento basado en el valor, que no tiene relación con la parte económica,  sino que trata de ayudar a los pacientes a ser afectados lo menos posible por su enfermedad; cómo vivir su vida cotidiana de una manera más normal”.

“Como médico, me siento más cómodo cuando pregunto o noto problemas como la ansiedad, la depresión o todas las demás cosas que afectan a los pacientes, además del mieloma. En mi experiencia previa, trataba principalmente lo referente al mieloma porque, francamente, tenía poca influencia, o experiencia, para ayudar con problemas no médicos, a pesar de que estos problemas son esenciales en la atención del paciente”.

Valorar los fundamentos de la atención al paciente resuena profundamente en un investigador como el Dr. Matsui, quien durante toda su carrera ha tratado de comprender los problemas más elementales del cáncer y el mieloma. Su investigación inicial explicó cómo la vía de señalización Hedgehog determina el comportamiento de las células madre en el mieloma y otros tipos de cáncer. En su estado genético original, las células madre del mieloma tienden a parecerse, pero no actúan de manera predecible a medida que maduran. Comprender el cómo y el por qué de este comportamiento impulsa la investigación del Dr. Matsui.

Como destacado experto en trasplantes en una variedad de neoplasias hematológicas, el Dr. Matsui también ha tenido mucho interés en perfeccionar los trasplantes alogénicos en pacientes con mieloma, lo que “probablemente sea la forma más antigua de inmunoterapia establecida”.

“El Dr. Matsui es uno de los grandes investigadores y especialistas en mieloma”, señala la fundadora de Myeloma Crowd,  Jenny Ahlstrom,” su enfoque en la investigación y la práctica clínica lo ha hecho pionero en el campo emergente de la medicina personalizada”.

La combinación de su experiencia previa y sus intereses de investigación actuales con la filosofía de la facultad Dell/Livestrong, finalmente llegaron  a unirse para el Dr. Matsui cuando comenzó a tratar pacientes en el mes de junio.

“Por ejemplo, recientemente comencé a tratar a una mujer joven con niños pequeños. El mieloma es el menor de sus problemas, al menos en su vida cotidiana. Antes me habría preguntado si estaba tratando su mieloma adecuadamente. Ahora me pregunto, ¿estoy, estamos, satisfaciendo sus necesidades? La realidad del mieloma en el mundo actual es que en los pacientes que viven más tiempo, su enfermedad se está volviendo crónica. Por lo tanto, si queremos proporcionar la mejor atención para todas las necesidades del paciente, para cada paciente como un ser individual, debemos asegurarnos de que las otros aspectos de su vida estén bien “

Para los pacientes con mieloma en Hill Country, alrededor de Austin, en el centro-sur de Texas, es el mejor momento para la creación de una nueva escuela de medicina y un instituto de cáncer. Austin, tiene el área metropolitana de más rápido crecimiento en los EE. UU., después de haber experimentado un aumento de la población del 26,3% desde 2010, convirtiendo a la ciudad en la 11° más grande.

El liderazgo del Dr. Matsui podría ayudar a guiar a la joven Facultad de Medicina Dell y a los Institutos LIVESTRONG a convertirse en una de las luces brillantes en el universo de la investigación y el tratamiento del mieloma y el cáncer. Y, a diferencia de la reaparición del cometa Halley, no tendremos que esperar más de 70 años para verlo brillar.

Nueva herramienta para predecir y prevenir los coágulos sanguíneos en pacientes con mieloma múltiple

Por Erika Johnson

El 18 de julio, el Instituto Hutchinson para la Investigación del Cáncer (ubicado en la universidad de Washington y el centro Seattle Cancer Care Alliance) presentó una nueva investigación sobre un enfoque preventivo que los médicos pueden usar para predecir la aparición de los coágulos de sangre que pueden estar presentes en pacientes con mieloma múltiple. Los médicos podrán evaluar qué pacientes necesitarán diluyentes de la sangre (anticoagulantes) para prevenir la formación de coágulos ante la exposición a ciertos factores de riesgo.

Los coágulos de sangre venosa (conocidos como TEV: tromboembolismo venoso) se asocian con el tratamiento farmacológico inmunomodulador (IMiD) combinado con una dosis de esteroides moderada-alta.

“El TEV es común en pacientes con mieloma múltiple que reciben IMiD y puede causar discapacidad, retrasar o complicar la quimioterapia y, en casos raros, provocar la muerte”. –Dr. Ang Li, Universidad de Washington.

La autora principal del estudio, Kristen M. Sanfilippo, MD, MPHS se “sorprendió al descubrir que la anticoagulación profiláctica, en cualquiera de sus formas, está infrautilizada a pesar de su inclusión en las Directrices NCCN para el TEV asociado al cáncer por más de 10 años…”

Debido a que los IMiD están siendo más populares como tratamiento para el mieloma, los pacientes y los médicos deben estar conscientes y alertas al riesgo  latente de TEV. Los investigadores alientan a los especialistas a utilizar el nuevo modelo de evaluación de riesgos como una herramienta para ayudar a identificar a los pacientes en riesgo y poder actuar lo antes posible.

Los investigadores analizaron dos bases de datos de diferentes poblaciones de pacientes (2.397 pacientes en total) para identificar los factores de riesgo de TEV. Los cinco factores de riesgo fueron:

• Historia previa de TEV

• Cirugía dentro de los últimos 90 días

• Tener 80 años o más

• Altas dosis de esteroides

• No ser asiático

Asignaron diferentes puntos a cada uno de estos factores. Los pacientes con una puntuación de 2 o mayor tuvieron TEV a los 3 y 6 meses a una tasa de 7-12% contra 4-7% para aquellos con una puntuación de uno o inferior.

Ahora que los médicos conocen los factores de riesgo, la anticoagulación se puede usar de forma más rutinaria para estos pacientes con mayor riesgo.

Para leer el artículo completo, haga clic aquí.

Efectos secundarios del mieloma múltiple: Neuropatía

Por Erika Johnson

La neuropatía es la debilidad, entumecimiento y dolor (generalmente en las manos y los pies), producidos por daño en los nervios. La proteína del mieloma producida por las células plasmáticas malignas puede causar daño directo a las células nerviosas, resultando en síntomas de neuropatía.

Le preguntamos a los pacientes con mieloma qué hacen para aliviar la neuropatía periférica. Sus respuestas fueron: 

Fármacos Prescritos 

  • Gabapentina (Neurontin)
  • Cymbalta (Duloxetina)
  • Lyrica (Pregabalina)
  • Parche de lidocaína
  • Celebrex para el dolor
  • Opioides para el dolor severo
  • Elavil (amitriptilina) para el dolor
  • Effexor XR para el dolor
  • Crema de capsaicina OTC o XR (puede causar dolor al primer uso)

Suplementos

  • Aceites de pescado: ácidos grasos omega-3, EPA y DHA (1-2 cápsulas de un gramo al día con alimentos)
  • Magnesio (250 mg dos veces al día)
  • Potasio: espinacas, calabazas, plátanos, naranjas, papas
  • Agua tónica (un vaso por la noche o cuando se presenta dolor)
  • Vinagre de sidra de manzana (2 cucharaditas para los calambres musculares)

Antioxidantes

  • Neuronorm
  • Ácido alfa-lipoico ALA (300-600 mg al día)
  • Acetil-L-carnitina (500 mg dos veces al día con alimentos)
  • Vitamina B12
  • Glutamina (30 g diarios)
  • Vitamina B6 (50-100 mg al día)
  • Complejo Multi-B – B1, B6, B12, ácido fólico
  • Ácido fólico
  • Vitamina E (400 UI diarias)
  • Vitamina D (400-800 UI diarias)
  • Cúrcuma (Curcumina)
  • Vitamina C

Tratamientos Tópicos

  • Crema de capsaicina OTC o RX (puede causar dolor al primer uso)
  • Cremas a base de mentol, como el Vicks Rub
  • Aceite de Olbas
  • Crema de manteca de cacao
  • Loción, ungüento o aceite de cannabidiol (CBD)
  • Crema de manos de Burt’s Bee
  • Loción de incienso
  • Loción de magnesio
  • Penetrex
  • Aceite esencial DDR Prime de DoTerra

Medidas de soporte

  • Ejercicios para mantener el flujo de sangre: natación, ciclismo, etc.
  • Ejercicios específicos para la neuropatía: elevación de pantorrillas, estiramientos de pantorrillas, rotaciones de tobillos, elevaciones de piernas, golpecitos con los dedos, giros de dedos.
  • Zapatos: evite los zapatos y calcetines ajustados, use zapatos con punta ancha.
  • Calcetines de lana bien ajustados.
  • Remojar los pies en un baño con vibración
  • Masaje con manteca de cacao para aumentar la circulación y promover la relajación.
  • Acupuntura
  • Dormir con guantes tejidos para calmar y calentar las manos.
  • Mantenerse en casa a una temperatura agradable.
  • Tomar alcohol solo con moderación.
  • No fumar
  • Alimentación balanceada con muchas frutas y verduras.
  • Beber abundante agua

Sugerencias Médicas

  • Reducción de la dosis de fármacos asociados con la neuropatía para evitar el empeoramiento de los síntomas.
  • Cambio de tratamiento: de Velcade a Kryprolis o Ninlaro
  • Cambio de tratamiento: de la infusión de Velcade a la inyección.
  • Referencia a terapia física para ayudar con el equilibrio, la fuerza y ​​la seguridad.
  • Referencia a terapia ocupacional para reforzar las habilidades motoras finas.