Trasplante de Células Madre

En un trasplante de células madre, las células madre defectuosas de una persona se reemplazan por células sanas. Las células madre se encuentran en la médula ósea, es el tejido esponjoso dentro de los huesos. Las células madre se desarrollan en tres tipos de células sanguíneas que el cuerpo necesita (células rojas, blancas y plaquetas). Un trasplante de células madre puede ser administrado en un hospital o realizado como un procedimiento ambulatorio. Los trasplantes autólogos utilizan las propias células madre del paciente y se consideran un estándar de atención en el tratamiento de mieloma múltiple. Los trasplantes alogénicos utilizan las células madre de un donante y se usan más raramente en el tratamiento del mieloma y son más riesgosos. Los trasplantes en tándem son procedimientos realizados uno tras otro, por lo general se realizan en cuestión de semanas o unos meses de uno al otro.

  1. Terapia de inducción: Los pacientes reciben una mezcla de terapias para reducir el agobio del tumor de mieloma.
  1. Recolección: Las células madre se colectan de un puerto, típicamente colocado en el cuello. Los pacientes están conectados a una máquina de aféresis durante una serie de horas hasta que se recoge el número deseado de células madre. Algunos pacientes pueden recolectar un número adecuado de células madre en un solo día, pero normalmente requiere varios días. Cuanto más tratamiento previo ha recibido un paciente, más días puede tomar para recolectar. Este procedimiento no es doloroso sin embargo el puerto de la colección puede ser incómodo.
  1. Quimioterapia de alta dosis: Se administra quimioterapia más fuerte para destruir las células del mieloma. Este procedimiento dura aproximadamente una hora. Los pacientes deben masticar hielo continuamente durante este procedimiento para disminuir las probabilidades de desarrollar llagas en la boca y el esófago. Debido a que la quimioterapia también destruye todas las células de rápido crecimiento, incluyendo las células sanas, los pacientes son extremadamente vulnerables a infecciones y deben tomar gran precaución en la exposición al medio ambiente y los alimentos durante varios días a unas pocas semanas.
  1. Trasplante de células madre: Después de unos días de descanso de la quimioterapia de dosis alta, los pacientes reciben sus células madre de vuelta por transfusión a través de una vena. El procedimiento es bastante corto y simple. Para muchos pacientes parece anti-climático y una de las partes más simples de todo el proceso. Se utiliza un preservativo en las células madre y cuando se transfunden de nuevo puede hacer que el paciente huele un poco como maíz o ajo en polvo por un día o dos.

 

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *